Agricultores banenses adoptan estrategias para enfrentar condiciones climáticas adversas


2 b

Los cambios climáticos obligan hoy a los agricultures banenses a utilizar estrategias que se adapten a esas variaciones del medio ambiente que en los últimos meses ha afectado a este nororiental municipio cubano, donde ha llovido como hace más de 20 años no lo hacía.

Por tal motivo, los agricultores tendrán que rediseñar sus programas de cultivos en aras de poder satisfacer los mercados y sus propias economías, altamente afectadas en cultivos como el frijol y las hortalizas en el periodo noviembre del 2017-enero del 2018.

Las lluvias asociadas a los frentes fríos trajeron copiosas y constantes precipitaciones que hicieron colapsar viveros y cultivos de tomate y el frijol, que casi estaba en cosecha en gran parte, pero que también afectaron los programas de siembras de viandas al no poderse preparar las tierras con alta humedad.

Los tiempos no deben ser de lamentaciones, más cuando se sabe que la agricultura es un escenario complejo a cielo abierto, sobre el cual influye sequías, plagas, enfermedades, huracanes y la humedad de los suelos.

Entonces, lo que se requiere hoy es redelinear estrategias de siembra y aprovechar incluso esa humedad que nos dejan las lluvias para mejorar los rendimientos de los cultivos permanentes con una atención especial.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar