La ciencia de fiesta en Banes


9 f cc 1

Ilianet sonríe desde la altura de sus once años, cuando termina su exposición. “La idea es descubrir como cambia la presión, me enseñó a hacerlo la profe Liset”, me cuenta. “En mi casa me ayudaron y ahora, imagínate, exponiendo aquí, delante de todos mis compañeros”.

Saliet ha pasado mucho tiempo desarrollando su experimento, el cual demuestra la importancia de la capilaridad de la tierra. “Como ven, los suelos de cultivo deben estar poco compactados para tener la capilaridad necesaria, que permita que se humedezca en su totalidad y beneficie a las plantas.” El auditorio aplaude.

Karla, por su parte, ha marcado sus manos en harina, arena y gravilla. “En algunos se marca la huella y en otros, no. Esto demuestra que pasan millones de años para que los fósiles se formen”.

Las tres son alumnas del seminternado Ciro Redondo García, de esta nororiental ciudad de Banes y llegaron hasta la Segunda Feria de Ciencias para vincularse al proyecto del Centro Universitario Municipal (CUM) “Martha Ramos Mojarrieta”, que promueve el estudio de las ciencias en las diferentes enseñanzas del territorio.

El evento, patrocinado por el CUM y auspiciado por la Delegación de la Agricultura, las Direcciones de Educación y Cultura, la Asociación de Pedagogos de Cuba, la Asociasión Hermanos Saís (AHS) y el Gobierno municipal, tiene como motivaciones principales lograr un acercamiento a las ciencias vinculadas a la agricultura desde las primeras edades, con el objetivo de fomentar investigaciones que potencien este tipo de estudio.9 f cc 2

Liset González y Mirtha Nuñez son las profesoras del área de ciencias del seminternado y asumieron la tutoría de las alumnas en concurso.

“La idea es vincular a los niños a la realización de experimentos científicos, sobre todos los vinculados a la agricultura, así amplian contenidos que no reciben en el aula”, afirma Liset. Por su parte, Mirtha considera que el proyecto, y la posterior presentación en la Feria, es muy importante: “La motivación que se logra de esta forma es maravillosa. El niño puede ver no solo lo que le explicamos en clase, sino que, además, prueba, con sus propias manos los distintos fenómenos, y esa es la mejor manera de aprender”.

En otra esquina de la sede de la AHS de Banes, que ofreció su local para el evento, está el grupo de alumnos del centro mixto Manuel Ascunce Domenech. Su exposición versa sobre los Hombres de Ciencia. Luisa Maria Fonseca, además de jefa del colectivo pioneril del plantel, forma parte de los ponentes. “Hemos hablado sobre Einstein, Newton, Faraday, Arquímides, Ohm y Amperes. La idea es motivar el acercamiento de los niños a estos grandes investigadores, a partir del conocimiento de sus datos biográficos”.

El profe de Física, Juan Antonio Tamayo Calzadilla, observa de cerca la conversación, y suelta una risa cómplice ante la pregunta. ¿Cómo motivar a los adolescentes a estudiar esta especialidad, si es, para muchos, una de las más difíciles?

“Son muy pocos los jóvenes que se dedican a la ciencia. Hay que motivarlos y estas actividades son propicias para esto. Cada profesor tiene su sello y hay que tratar de que lo difícil se vuelva interesante, traducirles el libro de texto, acercarlos a su realidad, a su nivel. El intercambio es básico, escuchar el criterio de los estudiantes, sus intereses, y sobre esa base trabajar”, recalca Juan Antonio.

Según Rogelio Paredes Pupo, profesor del Centro Universitario Municipal y responsable del proyecto, el mismo forma parte del programa nacional de proyectos de investigación vinculados a la agricultura local, y se planifica mantenerlo de manera anual para promover cada vez más el acercamiento a las Ciencias Naturales, la Biología, la Física, Química, Geografía y Matemáticas.9 f cc 4

“El proyecto es dirigido desde la Universidad de Holguín y hacia la agricultura local. Estamos trabajando en investigaciones que los estudiantes de la carrera de ingeniería agrónoma trabajan sobre la base de los problemas de la agricultura en el municipio. La convocatoria de la Feria de las Ciencias llega hasta todas las enseñanzas para presentar pequeños proyectos acorde con su edad. Vemos como la complejidad se va incrementando hasta llegar a la universidad, y que ese inicio como investigadores puede ser el primer paso en el camino de hombres de ciencias.”

“La presencia de los muchachos de la Universidad ha sido importante, hemos tenido proyectos como la aplicación de la música para lograr mejor rendimiento en las cosechas, otro se refiere a la utilización del agua magnetizada para obtener mejores resultados, y uno de los más aplaudidos fue el que tiene como objetivo aplicarse en la cooperativa de Jagüeyes para solventar la situación de los corrales con relación al poblado. Son el inicio de las investigaciones, pero van por buen camino”.

De esta manera, se crea en este municipio del oriente cubano una fértil cantera que hace realidad la frase del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, de que el futuro de Cuba tiene que ser, necesariamente, de hombres de ciencia.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar