El “Gallito” ahora “canta” mejor


23 f b 2

Una buena reparación recibió la panadería El Gallito, ubicada en calle Torrenteras, de esta ciudad, la cual cambió sustancialmente la funcionalidad y aspecto físico- estético de esta vieja instalación, que presentaba un serio deterioro en su inmueble.

Ahora, mucho más bonita y funcional, permite cumplir mejor con su objeto social que es la producción de panes destinados, fundamentalmente, a la canasta básica del municipio de Banes.

En Banes existen otras panaderías, pero es esta la mayor responsable en la producción de panes, que elaboran en dos turnos de trabajo, lo que la hace imprescindible para las familias que reciben todos los días este alimento indispensable para el desayuno.

Como toda producción en Cuba, los efectos negativos del Bloqueo económico, comercial y financiero, que por más de cinco décadas los Estados Unidos de América mantiene sobre nuestro país, influye considerablemente en la calidad de gustado alimento.

Los trabajadores de esta fábrica no han dejado de producir pan para su pueblo, ni siquiera bajo los efectos de los grandes huracanes que han afectado el municipio en los últimos tiempos, lo que pone de manifiesto la alta responsabilidad de su colectivo laboral, que tiene la gran responsabilidad de mejorar la calidad de lo que hacen cada día.

23 f b 3

Juan Carlos Frometa Silot, su administrador, señala que “ahora estamos en mejores condiciones para trabajar y exigir más por la calidad, aun cuando no tenemos los mejores equipos, pero sí un colectivo muy bueno, siempre dispuesto a cumplir con sus tareas. Aquí procuramos siempre hacer las cosas bien y si nos sale mal un día, nos ponemos todos en función de resolver el problema. Ahora con una panadería más bonita y con mejores condiciones para trabajar podemos enfrentar las dificultades y, en correspondencia con la materia prima que recibamos, hacer un pan de mejor aceptación para la población que lo consume”.

 

Osmal Tamayo Almaguer, jefe de brigada de constructores de la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Walfrido Betancourt de Ochoa, manifiesta que “hemos trabajado día y noche en esta construcción, este era una panadería con problemas serios, una construcción de madera en muy mal estado y ahora de es de mampostería completa. Aquí hemos tenido la ayuda de los trabajadores y su administrador y también de la empresa y eso ha facilitado avanzar en esta obra.

“Esta brigada surge ante la necesitad en el municipio de fuerza de trabajo constructora y el volumen creciente de obras a ejecutar. Hubo una reunión en la cooperativa y nos dimos a la tarea de formar una brigada con asociados que sabían de construcción y pudimos lograr una buena selección de trabajadores con dominio de albañilería, carpintería, plomería y electricidad y que todos pudieran ejercer el multioficio tan necesario en una obra”.

Po su parte, Néstor Palermo Raspal, secretario de la sección sindical de la panadería, dice que “lo primero que queremos hacer es darle un reconocimiento a los constructores por el esfuerzo realizado con rapidez y la calidad del trabajo. El colectivo de esta panadería está muy contento porque esto antes era de madera, estaba en mal estado y ahora es de mampostería. Todo lo realizado permite trabajar con mayor higiene y en función de una mejor calidad de la elaboración del pan”.

23 f b 1

Fotos del autor.

Con una panadería casi nueva y un colectivo dispuesto a enfrentar las dificultades que origina la falta de materias primas de óptima calidad y enfrentando los problemas subjetivos que nunca están ausentes, los trabajadores de la panadería “El Gallito” se disponen a dar la batalla por una mayor eficiencia.

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar