Cuando el futuro también es cuestión de cobertura


12 7 b 2

Olmis ha sido maestra de preescolar en el seminternado Ciro Redondo García, del municipio holguinero de Banes, por muchos años. Tenerla frente al aula es una seguridad de responsabilidad y aprendizaje. Así lo saben los padres, sus compañeros y la dirección de la escuela. Sin embargo, los años pasan y ya muy pronto estará en edad de jubilación. “Hay muchos padres de niños pequeños que vienen preocupados porque solo me quedan dos años y quisieran que los atendiera. Pero ya estoy un poco cansada, no sé si me quedaré”, explica sonriendo, mientras recupera juguetes y láminas para el próximo curso.

En la escuela especial Hector Güidis Norat, Carmen apila libros y cuadernos. Es Máster en Ciencias de la Educación y Personalidad Distinguida de la provincia de Holguín. Lleva muchísimos años dedicados a la defectología, especialidad que es su pasión, por eso, aunque ya esta jubilada, regresó y se mantiene junto a sus niños. “Es que no es fácil dejar todo esto de golpe. Estoy acostumbrada a trabajar, y, además de los beneficios económicos ayudo, porque en la escuela hace mucha falta. Pero sí creo que deberíamos tener el relevo que necesitamos, porque ya son muchos años y es una tarea muy fuerte”, enfatiza.

A 12 kilómetros, aproximadamente, en el poblado costero de Macabí, está Carlos Manuel. Es estudiante de una de las especialidades que se cursan en el Centro Mixto “Diez de Octubre”, y además ya se ha estrenado frente a las aulas. “Soy alumno ayudante”, comenta, “y la dirección nos está preparando para que podamos impartir clases a otros, porque hay mucha escasez de profesores, sobre todo de las especialidades”.

Gabriel Díaz Martínez, director del centro, promovió esta opción desde este curso que recién finaliza. “Los muchachos reciben beneficios en puntos adicionales, y además se pueden perfilar para asumir la enseñanza una vez graduados. Sabemos que no es lo ideal, pero al menos garantizamos un persona frente a las aulas. Asumimos a los estudiantes y también a profesionales de otros sectores, pero deberíamos tener nuestro claustro completo, y más apoyo de la entidades que recibirán a los graduados, pero desgraciadamente no es así”.12 7 b 1

La cobertura docente es hoy una de las problemáticas que más preocupa al sector educacional en el municipio de Banes, una situación que está presente en todas las enseñanzas y que afecta la calidad del proceso, aunque se toman en cada institución las alternativas para disminuir la incidencia. Desde el curso 2013 – 2014 al que está por concluir, se han producido un total de 627 bajas definitivas del sector, de las cuales 127 constituyen éxodos hacia otros renglones de la economía nacional. Las razones esgrimidas son varias: problemas salariales, exigencia a los maestros y profesores, la búsqueda de otro tipo de facilidades laborales y, en muchos casos, las dificultades que se enfrentan con los estudiantes y la familia.

“La figura del maestro no es lo que era antes, no se asume con el respeto que merece, y es una realidad de ambas partes”, afirma Juan Dorado, director municipal de Educación. “Es cierto que tenemos maestros y profesores, jóvenes o no, que no tienen conciencia de la importancia de su labor, que faltan a clases, que no se preparan con calidad, que tienen deficiencias a la hora de aplicar la metodología, y eso es responsabilidad nuestra, y por eso es que una de nuestras prioridades para este nuevo curso es garantizar la preparación de maestros y directivos para impartir clases desarrolladoras, donde el alumno aprenda haciendo y se sienta protagonista.

12 7 b 3

“Pero también es cierto que la familia ha cambiado mucho, y que tiende a ser muy permisiva con sus hijos, e incluso ha llegado a darles la razón a ellos aun cuando saben que están cometiendo una indisciplina. Es una realidad que tenemos hoy en las aulas y sobre la que los padres, los abuelos y los tutores de los estudiantes deben reflexionar, porque el deber de niños, adolescentes y jóvenes es estudiar y respetar las reglas de las instituciones educativas. Promover otras actitudes puede ser muy perjudicial para el futuro de estos estudiantes”.

Si bien hay muchos que se marchan, otros regresan. Más de 200 jubilados banenses han vuelto a su puesto frente a las aulas, la inmensa mayoría de ellos dando muestras de la calidad y la responsabilidad que desde siempre ha primado en este sector. Sin embargo, la fuente ideal para el relevo es la cantera de las escuelas pedagógicas, cuestión que se mantiene como asignatura pendiente para el territorio.

“No hemos logrado completar la cantidad de alumnos que necesitamos, en muchas ocasiones ni nos acercamos a la cifra, a pesar de las muchas opciones que se ofrecen de continuidad de estudio con perfiles pedagógicos, tanto desde el noveno grado como desde el doce, para cursar una carrera universitaria. Incluso en este año se ofertan opciones para los graduados del Técnico Medio, y para los que luego de concluido el preuniversitario no alcanzaron carrera o no optaron por esa posibilidad, pero la familia es importante en este aspecto, sin su apoyo no logramos nada”, afirma Enrique Santiesteban, subdirector de las Enseñanzas Media y Media Superior en el municipio.

Y es que todos quieren maestros buenos para sus hijos, pero se aterran cuando los hijos se acercan a las carreras pedagógicas. La estela de prejuicios, muchas veces infundados, cerca a adolescentes y jóvenes y muchos, aún teniendo la vocación, se decantan por otras opciones “que den más”, o que ofrezcan menos sacrificio.

Lo cierto es que la situación de la cobertura docente es multifactorial, no está solo basada en cuántos maestros están y por qué se fueron los demás. Parte de la responsabilidad es de la familia, de la formación vocacional de los alumnos, de la captación adecuada de los estudiantes con capacidad y clara vocación, pues los futuros maestros necesariamente tiene que ser los mejores estudiantes. Atraviesa también por una mejor atención a los trabajadores del sector, por promover el amor a la profesión, ese del que tantos grandes profesionales hacen gala en el municipio.

En fin, es un asunto que no solo compete al sector educacional, sino que debe preocupar y ocupar a todos porque es uno de los temas estratégicos que definirán, a cada vez más corto plazo, el futuro de esta Isla.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar