Header

Banes puede hacer más en el Programa de la agricultura urbana

Una calificación de Bien que no tiene todo el sabor dulce para ser digerido como un resultado que conforme al paladar fue el que consiguió el Programa de la agricultura urbana, suburbana y familiar del municipio de Banes en el primer recorrido del 2019, que visitó organopónicos, huertos intensivos, fincas, cooperativas, unidades de producción, mercados, centros escolares y de la salud, entre otros.

De los 19 subprogramas evaluados, 7 alcanzaron la calificación de regular, algunos de ellos, rayando con el mal, lo que indica un retroceso en relación con los resultados del 2018 y evidencia de que hay demasiados puntos débiles en un municipio donde solo se logra distribuir hasta la fecha unas 3,5 libras percapitas de alimentos provenientes de este sistema.

Dificultades con el intercalamiento de los cultivos, el uso de las barreras vivas para combatir las plagas y enfermedades, el control fitosanitario de las plantas, enyerbamiento en algunas áreas, el ordenamiento productivo de las instalaciones, el control y capacitación del personal, así como pobres resultados en las producciones de compots y lombricultura figuran en la lista de señalamientos.

A ello se unen la carencia de agua y de equipos para el riego en un municipio con una agricultura de secano, incluyendo una gran parte de los huertos y organopónicos, cuyos trabajadores tiene que hacer “maravillas” para producir en medio de las altas temperaturas en estos meses, lo que ha provocado apreciables pérdidas o bajos rendimientos.

En este sentido, la visita calificó de inadmisible que hoy la finca de semillas del consejo popular de Deleyte no pueda contar con los equipos de riego, en un sitio de primordial importancia para el desarrollo de estos programas y la cual tiene el agua solo a escasos metros.

Gestiones que van y vienen, años que pasan y resultados que se dejan de obtener, en medio de la impotencia de los trabajadores de esta finca, que aun así no detienen su labor para aportar algo que podía ser mayor si tuviesen los medios para aportar por lo menos el 70 por ciento de las semillas que demanda la agricultura urbana del territorio, para lo cual está diseñada esta granja.

Banes tienes muchas potencialidades por explotar en el Programa de la agricultura urbana. Fotos del autor

La visita nacional no dejó por alto la indicación de promover la creación de una finca de pastos y forrajes con todas las condiciones para garantizar la solvencia del subprograma del ganado menor, a la vez que reconoció como positivo el trabajo de la cooperativa “26 de Julio”, de Flores, en el desarrollo de la lombricultura y los programas que tiene la empresa citrícola para el fomento de este renglón y de otros cultivos.

Juan Antonio Ramírez , uno de los evaluadores, precisó que son aún muy bajas las entregas a los círculos infantiles, escuelas especiales, hogares de ancianos y otros centros de salud, como también la presencia en los mercados estatales, a la vez que indicó la importancia de la atención a los trabajadores de este sistema, el cual debe convertirse en una unidad básica para contar con el financiamiento y las posibilidades económicas de cara al desarrollo futuro.

Banes es un municipio grande, que requiere atención de todos para la solución de sus problemas objetivos y subjetivos, precisó Francisco Martínez, quien formó parte del dúo que recorrió y apreció el trabajo de la agricultura urbana, sub-urbana y familiar en Banes, cuya calificación de OCHENTA puntos marca un retroceso y una alerta.

En el resumen, donde estaban presentes el vice-presidente del Consejo de la Administración Municiapl, Jorge Proenza, el delegado de la agricultura a este nivel, Ángel Fernández Almarales y otros funcionarios del partido, el gobierno y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños ( ANAP), la primera secretaria de la máxima organización política del municipio, Yamile Carrera Caballero, dijo que este retroceso nos obliga a mirar las cuestiones subjetivas, a rectificar en cada lugar, a emprender alternativas que nos ayuden a resolver cada problema y, sobre todo, a sentir que sí podemos.

Precisó que Banes, a pesar de los muchos inconvenientes que tiene con la carencia de agua y equipos para desarrollar a plenitud un programa esencial para la alimentación del pueblo, puede dar un poquito más, “y ese paso lo vamos a dar juntos, Partido, Gobierno y todo el sistema de la agricultura, no solo para revertir calificaciones , sino para ir supliendo las demandas en el auto-abastecimiento territorial”.

Carlos García Matos

Licenciado en Periodismo, graduado de la Universidad de Oriente, fiel cubano y santiaguero de corazón.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − 1 =

Audio Real