Condena a rapero desata fuerte debate sobre libertades en España


21 f cl
La condena a prisión de un músico desató un fuerte debate sobre el respeto a las libertades individuales en España, donde diversos dirigentes contrastaron la dureza de la sanción con la impunidad que disfrutan políticos corruptos.

La justicia española confirmó la víspera la sentencia de tres años y seis meses de cárcel para el rapero Valtonyc por delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias graves a la Corona y amenazas a políticos en sus canciones.

El Tribunal Supremo (TS) ratificó así la pena impuesta en 2017 por la Audiencia Nacional al cantante Josep Miquel Arenas, más conocido como Valtonyc.

La Sala Segunda del TS rechazó los argumentos del acusado, que aludió a la libertad de expresión y a la creación artística, y subrayó que el lenguaje del rap es extremo, provocador, alegórico y simbólico.

Sin embargo, el alto tribunal desestimó sus explicaciones y avaló la sentencia al constatar 'la gravedad de las expresiones contenidas y su correcto encaje en los tipos penales de referencia', por lo que el rapero tendrá que ingresar ahora en prisión.

Estimó que las canciones escritas por Arenas y publicadas en Internet incluían mensajes de apoyo al grupo armado vasco ETA, así como ofensas a la monarquía o intimidaciones contra políticos de las islas Baleares, de donde es oriundo el artista.

El líder del partido Podemos, Pablo Iglesias, consideró hoy una vergüenza el castigo contra el rapero y criticó que el derecho penal se utilice para perseguir al disidente, mientras -denunció- los corruptos se van de rositas y gozan de la más absoluta impunidad.

Es evidente que existe una regresión de las libertades civiles, entre ellas la libertad de expresión en España, afirmó el secretario general de la formación progresista en los pasillos del Congreso de los Diputados.

Iglesias consideró intolerable que raperos, tuiteros y titiriteros terminen entre rejas, mientras el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y su conservador Partido Popular estén sentados en el banquillo de los acusados por presunta financiación ilegal.

La eurodiputada de Izquierda Unida (IU), Marina Albiol, opinó este miércoles que tras la sentencia contra Valtonyc la Unión Europea debería actuar contra el Estado español, como ya hizo con otros estados miembros, por vulneración de derechos fundamentales.

A juicio de la portavoz de IU en el Parlamento Europeo, la sanción contra el cantante no es un caso aislado, sino otro paso más de esa nueva inquisición que está tratando de neutralizar cualquier expresión de disidencia para mantener 'intactos los pilares del régimen'.

'Cuando una democracia comienza a asfixiar poco a poco la palabra, el arte, el humor o el pensamiento crítico, emprende un viaje sin retorno hacia todo menos hacia la democracia', advirtió Albiol.

El simple hecho de que se penalice a un músico por las letras de sus canciones debería hacer saltar las alarmas en las instituciones comunitarias, enfatizó.

Para Albiol, la justicia española, amparada en el Código Penal y las leyes mordaza del Partido Popular, lleva varios años aplicando correctivos a toda voz que se salga del pensamiento generalizado de 'amor a la patria y a la bandera que ellos pretenden mantener'.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar