El pueblo cubano de Constituyente.

1

El proceso de consulta popular del proyecto de Constitución de la República -en ejemplar ejercicio de práctica democrática- prosigue su marcha en el país, con planteamientos y opiniones que enriquecerán la futura Carta Magna.

Durante el debate del documento en la Dirección Provincial de Planificación Física en La Habana, María Luis Cobrero, se pronunció porque en el preámbulo se incluya la identificación con el juramento de fidelidad al concepto de Revolución legado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, suscrito masivamente en 2016.

Por su parte, Juan Miguel Herrera elogió el trabajo de la comisión para la Reforma Constitucional, presidida por el General de Ejército Raúl Castro, y en particular la reafirmación del carácter irrevocable del socialismo en Cuba.

En tanto, Dayrene Alfonso propuso que se diga "el Estado garantiza el respeto a la integridad física" en lugar de "la vida", como se enuncia ahora en el proyecto.


Se realiza en Granma proceso de consulta del proyecto de la Constitución de la República de Cuba.

2

Un amplio debate popular en cada rincón del país ha generado el proceso de consulta del Proyecto de la Constitución de la República de Cuba.

En la provincia Granma, según información ofrecida por el Centro de Procesamiento provincial, el artículo 68 que podría abrir las puertas al matrimonio igualitario en Cuba, está entre los que suscitan más debates entre los ciudadanos. También se suman los artículos 115 y 122 relacionados con la edad para ser Presidente de la República así como las funciones y atribuciones del Consejo de Estado, respectivamente.

Hasta la fecha se han realizado en el territorio unas 108 reuniones principalmente en centros laborales y comunidades. Se estima aumentar estas asambleas a 11 mil 583 al concluir el proceso.

En consonancia con lo planteado en la Asamblea Nacional del Poder Popular cuando se presentó el proyecto de Reforma Constitucional todos los criterios y propuestas se recogen en los centro de procesamiento existentes en cada municipio.

Al decir de Luis Ortiz Rodríguez, miembro de la Comisión Provincial en Granma para atender el proceso de consulta del proyecto de la Constitución de la República de Cuba, es una forma de asegurar que no se manipule la información recopilada en cada asamblea. “Si existiera alguna idea incomprensible solo estos centros pueden una vez consultada el acta que es el documento primario modificar el texto tomando como referente lo que la persona expresó.”

El proceso de consulta popular en torno al proyecto de la nueva carta magna se extenderá hasta el 15 de noviembre venidero.


Proceso democrático y de participación real.

1

El inicio en el país de la consulta popular del Proyecto de Constitución de la República, su preparación, y cómo se procesarán las propuestas del pueblo, fueron temas en el programa televisivo de la Mesa Redonda.

El Vicepresidente del Grupo Empresarial Correos de Cuba, Eldis Vargas, informó que hasta este martes se vendió 1 073 332 ejemplares del documento, distribuido en todos los consejos populares de la nación.

Reconoció el extraordinario esfuerzo de un gran número de personas por llevar al pueblo el Proyecto de Constitución, para primero estudiarlo, y luego analizarlo y enriquecerlo en la reunión de consulta.

Importante para el acceso masivo y directo del texto han sido también los Joven Club, que en su proyecto Mochila incluyen además otros valiosos materiales sobre el proceso de reforma constitucional en Cuba.

Todas las propuestas cuentan

En el análisis de la información derivada de la consulta popular del Proyecto de Constitución, un principio básico será que todas las propuestas se tendrán en cuenta, aseguró en la Mesa Redonda la Doctora en Ciencias, Marcela González.

La Miembro del Equipo Nacional de procesamiento de las propuestas sentenció que será un proceso democrático y de participación real, en el que todos seremos constituyentes.

Aclaró, en la Mesa Redonda, que una intervención no necesariamente implica un cambio en el texto, a diferencia de la propuesta, la cual SÍ conlleva a la transformación de su contenido, ya sea de adición o supresión.

Hasta el 15 de noviembre Cuba vive la consulta popular del Proyecto de Constitución, proceso en el que, como en ningún otro país del mundo, sus ciudadanos participan en la conformación de la más importante ley de una nación.


Propiedad privada e inversión, en debate de nueva Constitución cubana.

1

La Habana, – Una de las principales modificaciones que introduce el Proyecto de Constitución cubano es el reconocimiento a la propiedad privada y la inversión extranjera, expresó hoy aquí el especialista comercial del hotel Copacabana, Ariel Valdés.

En diálogo con Prensa Latina, el joven afirmó que debe valorarse ampliar la posibilidad de inversión a personas residentes dentro y fuera de la isla.
A su juicio, el país lo necesita con urgencia para poder mejorar la economía e ingresar fondos que ayuden a su desarrollo y crecimiento.

Es vital abrirse a diferentes formas de inversión, sobre todo en el sector turístico, acotó.

Valdés también señaló que se ha debatido sobre el control de la riqueza y cómo medirla para evitar la concentración de la propiedad, pero considera que para poder repartirla, primero hay que generarla.

No se le debe tener miedo a generar riqueza, así evitaremos que sea un freno a la hora de adoptar decisiones o soluciones económicas y políticas, explicó, y remarcó que para ello es preciso un enfoque moderno.

En sentido general -señaló- el texto es el primer paso para poner en orden muchos aspectos de la sociedad actual que necesitan regularse y actualizarse.

La fase de consulta popular del documento tendrá lugar en toda la isla hasta el 15 de noviembre próximo.

Las opiniones resultantes serán evaluadas por el Parlamento, en una fase de análisis de la que saldrá el documento definitivo que será sometido a referendo popular.

El texto constitucional ratifica el carácter socialista de Cuba y propone cambios en la estructura del Estado al incluir la creación de los cargos de presidente y primer ministro de la República.

Además, otorga rango constitucional a varios principios en materia de política exterior defendidos durante décadas por la Revolución cubana; aboga por la paz mundial, la integración latinoamericana y caribeña y por la protección del medio ambiente.

Asimismo, amplía los derechos de las personas y reconoce el papel del mercado y de nuevas formas de propiedad en Cuba, entre ellas la privada.