Industria de Materiales de la Construcción en Banes hace camino al andar


materiales construccionLa industria de los materiales de la construcción, en el holguinero municipio de Banes, al norte del oriente cubano, se abre paso en un concierto difícil lleno de dificultades pero alentado por la voluntad y el ingenio de quienes hoy son capaces de suplir una parte nada despreciable de las necesidades estatales y de la población.

Seriamente deteriorada en los años 90 del pasado siglo, cuando fueron desmontadas la industria gran panel soviético, capaz de producir una cifra considerable de estructuras de hormigón para viviendas y otros encargos estatales, el molino de piedra, la fábrica de bloques y la planta de asfalto de la zona de Yaguajay, preparadas para solventar las necesidades constructivas del municipio y otros territorios de la provincia.

En medio de ese panorama que no pocos consideraban desolador surgieron las pequeñas manufacturas que en varias entidades constructivas del municipio buscan alternativas para suplir esos grandes déficits en medio de una demanda que crece a ritmo acelerado.

Así hoy podemos encontrar varias alternativas que van desde lo estatal a lo particular, ambos con aportes al proceso inversionista del territorio con cerca de 30 módulos y que demuestran el ingenio y la capacidad creativa de una industria que se abre paso hacia un horizonte prometedor.

En la Empresa Constructora del Poder Popular, ECOP, la industria cuenta con una gama amplia de elementos entre ellos: bloques de hormigón, losas para pisos, balaustres, lavaderos, columnas y otros medios de terminación, destinados principalmente a obras sociales y al programa de la vivienda.

materiales construccion ecop“Estamos potenciando la industria de materiales, porque ella nos permite contar dentro territorio con una gran parte de los recursos necesarios para el proceso ejecutivo que cada vez se amplía más y demanda un mayor número de estos medios que hasta hace poco teníamos que buscar en otros territorios con el consiguiente gasto de combustible, destacó el director de esta entidad, Nicolás Carralero quien subrayó que, “ aunque es insuficiente estamos damos pasos hacia la consolidación y ampliación del programa.”

Visitar esta pequeña fábrica es encontrarse con gente voluntariosa y decidida a cumplir con los objetivos trazados en cada jornada e ir acumulando victorias cada día que redunden en el beneficio mayoritario para la economía y la gente que lo necesita.

“Nosotros damos todo lo posible por garantizar el plan, trabajamos hasta los domingos y las horas que sean necesarias”-expresa Reynerio Jiménez, uno de los operarios de la industria de materiales de la ECOP, que nos dice que sin estar a plena capacidad elabora unos 5 mil bloques de hormigón mensuales, alrededor de 2 mil losas para pisos y otros encargos importantes.

Por su parte en la empresa Umbrales, otras de las constructoras de Banes, la industria desempeña un rol esencial en las ventas de la tienda de materiales que garantiza gran parte de los subsidios y otros programas de la vivienda de la localidad.

“Cierto es que no suplimos la demanda, porque esta crece, hay muchas obras en marcha y la población construye cada vez más, pero no dejamos de producir y vamos ascendiendo por día, destaca el ingeniero civil José Mederos, quien refiere que, “los volúmenes de bloques de hormigón están en el orden de los 7 mil mensuales mientras que el resto de los otros medios incrementan”.

materiales construccion banesPero a todo este movimiento de la producción de materiales en el sector estatal se suman los trabajadores por Cuenta propia, especialmente en la elaboración de áridos: gravilla, granizote y polvo de piedra a través de distintos molinos pequeños y de gran porte capaces de elaborar hasta 30 metros cúbicos diariamente en algunos casos.

Esa capacidad de los cubamos de inventar y buscar soluciones a los problemas más difíciles de la vida está presente en estos hombres que se suman a una industria que requiere mucho esfuerzo y sacrificio, aunque tenga sus recompensas monetarias.

“Esto es duro pero echamos para adelante, son ocho horas y más de trabajo continuo, en medio del polvo, el ruido de este equipo y el sol pero sacamos diariamente una buena norma, nos ganamos un buen salario y servimos a la población que lo necesita” relata Walter Lores, operador de uno de estos molinos que tritura piedra viva en ese jadeo incesante de una industria que hace camino al andar.
materiales construccion2

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar