Mágicos anuncios: se permuta, se vende


27 f l 3
El 14 de octubre de 1960 el Gobierno Revolucionario de Cuba promulgó la Ley de Reforma Urbana, que consagraba el derecho de cada familia que pagara alquiler a la propiedad de su vivienda. Esta legislación complementó lo iniciado con la rebaja de los alquileres entre 30% y 50 %, dispuesta el 10 de marzo de 1959, y erradicó la extorsión ejercida por los casatenientes sobre la gran masa de la población que carecía de casa propia.

En décadas posteriores sería aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) la Ley General de la Vivienda. Así es como surgen en las ciudades cubanas las permutas de forma masiva, y con ellas los cartelitos donde se publicaba “Se Permuta”, que no es más que una forma primitiva de intercambio anterior a la compraventa.

El 10 de noviembre del 2011, entran en vigor el Decreto-Ley 288 y varias resoluciones ministeriales complementarias relacionadas con la transmisión de la propiedad de la vivienda.27 f l 1

Las medidas, cuyos objetivos perseguían eliminar prohibiciones, flexibilizar trámites relacionados con la transmisión de la propiedad de la vivienda y contribuir a un reacomodo voluntario de los espacios habitables entre las personas, fueron bien recibidas por la población.

Y es a partir de esa fecha que reaparece otra ola de anuncios, con ingeniosos estilo de caracteres y diversidades gráficas interesantes, en las que se escribe “Se Vende” y que eliminan o sustituyeron de inmediato al que informaba: “Se Permuta”.27 f l 4

Cuando usted transita por una calle, avenida o calleja de cualquier ciudad de Cuba, se percatará de inmediato como se ha proliferado “la fiebre de venta” de viviendas. La compra de una vivienda es la inversión más importante que un ciudadano cubano puede realizar, y es la notaría que elijan donde lo asesorarán sobre todos los pasos que tienen que dar para adquirir una vivienda con las máximas garantías.27 f l 2
En fin, es una larga cadena de compra venta, en la cual predomina ese cartelito mágico que divulga: “Se vende”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar