Impulsan médicos banenses misión de solidaridad

Doctora Ninos1La misión Barrio Adentro nació en el mes de abril del año 2003 con el objetivo de que la atención primaria se convirtiera en una prioridad en la política sanitaria de Venezuela. Se buscaba, con ello, ofrecer una solución a las necesidades relacionadas con la salud de todos los venezolanos, con especial atención a la población excluida, y todo ello regido bajo los pilares de la universalidad, equidad, accesibilidad, pertenencia cultural, gratuidad, justicia, participación y corresponsabilidad civil.

Estas misiones tuvieron su génesis durante el gobierno del presidente Hugo Chávez y contaron también con la colaboración del gobierno cubano. Decenas de miles de médicos cubanos acudieron a remotos lugares de la geografía venezolana y posteriormente de otras naciones para brindarles atención médica gratuita a personas pobres.

Sin embargo, aquí en nuestro país sin lugar a dudas late la solidaridad, pues un sector de la población cubana reside en lugares de difícil acceso donde hasta acudir a los consultorios médicos se les hace difícil, pero no quedan desamparados hacia allí también se trasladan los médicos cubanos por medio de tractores, volantas es decir llegan a cada uno de los pacientes, a todo aquel que los necesite.

Profesionales de la salud que laboran en el policlínico José Manuel Ricardo de Cañadón, la mayoría de ellos pertenecientes al equipo de especialistas que prestan servicios médicos en la sala de rehabilitación protagonizaron un Barrio Adentro, operación que tiene como objetivo atender los requerimientos sanitarios en localidades apartadas de la geografía banense.

Fisioterapia PacienteMás de 90 pacientes de El Corte en el consejo popular de Cañadón fueron atendidos en la pequeña sala de televisión de esa localidad. En el centro de este programa se colocó el galeno de la familia Yendri Tamayo Jiménez, médico general integral nos refiere su experiencia.

“Estas misiones forman parte de un trabajo importante que se realiza ya que demostramos que se puede acceder a lugares un poco alejados, de difícil acceso para brindar atención médica. Las misiones de solidaridad no solo son en otras partes del mundo también aquí en nuestro país hay lugares, comunidades que se encuentran muy lejos de las cabeceras de los consejos populares por lo que a algunos habitantes se les hace complicado ir hasta los consultorios médicos pero a ellos también se les brinda atención. Me crecí como profesional, es todo un aprendizaje esta misión barrio adentro”-dice.

La operación Barrio Adentro realizada en Cañadón contó con la colaboración de todos los factores de la comunidad, y también de la unidad de farmacias que radica en el consejo popular permitiendo así que los pacientes pudiesen adquirir los medicamentos luego del chequeo médico.

Yuliankis Ricardo, administrador de la farmacia destaca al respecto: “Los habitantes de El Corte pudieron acceder a diversos medicamentos por medio de la misión barrio adentro, los trajimos con nosotros, el médico prescribe y nosotros aseguramos el medicamento.

“Trajimos a la misión varios de ellos como lo es la dipirona, el paracetamol, antibióticos como la cefalexina, así no tenían que trasladarse hasta la farmacia de Cañadón donde nosotros laboramos para adquirirlos. Todo estuvo bien pensado, tomamos todas las medidas de protección y aseguramiento para que los medicamentos llegaran bien sin ningún tipo de problema. Se empacaron todos en nailon. Trasladamos también el hipoclorito ese no podía faltar y la población compró mucho”.

Una vez más se demostró la alta valía del sistema de salud cubano los pobladores de El Corte en Cañadón así lo reconocieron.

“Vemos que nuestros médicos hacen todo lo posible por llegar a las comunidades. El sistema de salud cubano es una fortaleza. Mira mija cuándo se ve que médicos en otras partes del mundo lleguen en carretas, volantas, tractores para atender a los pacientes, eso se vio hoy aquí y estoy feliz por ello”-expresa una paciente.

“Nos sentimos orgullosos –dice otro vecino- de nuestros médicos y esta humanitaria labor que realizan. Hay muchas personas que viven en El Corte que no pueden trasladarse al consultorio para recibir atención médica, el médico hace lo posible hace terreno los ve, pero esto de hoy es un logro, mira en mis manos tengo los medicamentos, estoy feliz, esto sólo es posible gracias a la Revolución Cubana”.

El médico cubano tiene que estar preparado tanto para la medicina preventiva como para la curativa y estar en una estrecha relación con las personas que atiende, conocer que su profesión es sacrificada y que también dentro de nuestro propio país muchas personas residen en lugares apartados hacia los cuales el médico, el buen profesional tiene el deber de llegar.

Paciente PresionArmando García, director del policlínico de Cañadón se siente comprometido con su profesión y con el hecho de seguir impulsando la operación barrio adentro en su pedacito y explica: “A través de la misión barrio adentro estamos tratando de llevar la atención médica a las comunidades de difícil acceso en el consejo popular de Cañadón.

“Qué te puedo decir estoy feliz, pero no satisfecho. El próximo barrio adentro nos va a salir mejor porque lo que queremos es seguir haciéndolo, seguir llevando salud”.

La misión Barrio Adentro en Cuba, en Banes, es un programa para todos para el pueblo y mantenido con la participación de los ciudadanos bajo los principios de coordinación y cooperación el mismo busca acercar al médico con su comunidad principalmente hacia aquellas que son de difícil acceso lo que se espera es que se mantenga esta bella iniciativa que nació en la sala de rehabilitación del policlínico José Manuel Ricardo de Cañadón.


Un coloquio organizado por iniciativa propia

Asistentes Ceremonia PremiacionesFructífero trabajo realizaron la delegación de base de la Unión de Periodistas de Cuba y la dirección de Radio Banes para hacer realidad el coloquio de periodismo Cristina Aguilera Inmemoriam en este 2016 que llegó a su XVIII convocatoria.


Firo, vencedora del tiempo

Firo ElcuidadoLos atletas entrenan hasta el agotamiento para alcanzar metas, marcas y establecer récords. Muchos ni se acercan al objetivo. En la comunidad de los Pasos Wilfreda Valdés Silva sin proponérselo cumplió 100 años de edad con una calidad de vida envidiable para personas mucho más jóvenes. “Me siento bien aunque ya la audición me afecta algo y la circulación en las piernas no es la mejor. Tengo dificultades para caminar pero estoy bien”.


Una fábrica que suma retos a su trayectoria

Refresco InstantaneoCada mañana es un nuevo reto para los trabajadores de la fábrica de sorbetos José Ramón Anglada del municipio de Banes, al norte de la oriental provincia de Holguín, que con la disposición que les caracteriza hacen suyo cada proceso productivo.