Cuba; una Constitución de todos.

5

La Habana, Cuba. – Que nuestro texto constitucional sea de vanguardia, inclusivo, profundamente humanista, que tenga en el centro al ciudadano, la mujer, la niña y el niño, a los ancianos; una Carta Magna para el futuro, como garantía y confianza para los jóvenes.

Justo por ese camino transitamos los cubanos desde el 13 de agosto, en un recorrido que se extenderá hasta el 15 de noviembre, para enriquecer un proyecto de ley de leyes que, no hay dudas, ya tiene dichas esencias.

En la consulta popular, amplio y verdadero ejercicio de democracia, los ciudadanos de esta Isla tienen la oportunidad de opinar y emitir sus criterios para ratificar el contenido del texto, así como formular propuestas de adición o supresión.

De lo que se trata es de crear, entre todos, una Carta Magna más atemperada a la Cuba de hoy, para consolidar y dar continuidad a un sistema socialista, democrático, próspero y sostenible.


Para la nueva Constitución Cubana se escuchan todos los criterios.

4

El mayor número posible de cubanos, incluso residentes y colaboradores en el exterior, tienen la vía para aportar ideas sobre el Proyecto de Constitución a debate hasta noviembre próximo, en expresión de la democracia del proyecto social vigente.

Para que el esbozo de la venidera Ley de Leyes pueda someterse al escrutinio de todos los ciudadanos mayores de 16 años, el Estado cubano organiza reuniones de los colaboradores en decenas de naciones.

La tarea es significativa porque en la actualidad cumplen misión en el exterior más de 50 mil médicos y prestan servicios centenares de maestros, técnicos deportivos, en pesca y recursos hidráulicos, por solo indicar algunas ocupaciones.

También Cuba se abre a sus hijos residentes de forma definitiva o transitoria en casi 120 naciones, cerca de un millón 400 mil.

En efecto, todos los que así lo deseen de ese conglomerado estarán facultados para aportar criterios sobre el Proyecto de Constitución aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular y ahora sujeto a consulta pública.

Los puntos de vista de los emigrados se sumarán y procesarán junto a los de los asentados en Cuba, porque se desea valorar todas las aristas de análisis e incluso atender eventuales discrepancias o sugerencias de cambios a artículos bosquejados.

Los residentes fuera de fronteras podrán manifestar sus reflexiones a través de una sección cercana a habilitarse en el sitio web de la Cancillería cubana, y para ellos seguramente será una satisfacción ayudar a perfilar la próxima Carta Magna.   

Se trata de la primera participación de emigrados en un debate político interno desde la victoria revolucionaria en mil 959 y una evidencia de la importancia de esos razonamientos para calzar la unidad de la nación, esencial a fin de vencer amenazas de todo tipo.

Expertos subrayaron la validez de las opiniones de los arraigados en el exterior porque la diversidad de ideas es bienvenida cuando se trata de construir una sociedad más justa y próspera.

Como se recordará, Cuba flexibilizó las normativas sobre migración y desde entonces creció el número de ciudadanos que viajó al exterior.

No encarna un proceso aislado este vínculo con los enraizados fuera de los límites geográficos.

Cuarenta años atrás se celebró la primera de las rondas de diálogo entre representantes de los emigrados y el gobierno cubano y posteriormente se repitieron porque son saludables para la atmósfera política del país.

Todo ello a pesar de la tirantez entre Cuba y Estados Unidos y el recrudecimiento del bloqueo de ese último país, donde vive la mayor parte de la emigración originaria de esta nación caribeña.


¿Cómo participar en el proceso de consulta de la Constitución desde el exterior?

3

En apenas unos días, los cubanos residentes en el exterior del país serán parte del proceso de consulta popular que nuestro pueblo realiza, para aportar al proyecto de la nueva Constitución que regirá el país.
A propósito, Granma le propone, en preguntas y respuestas, algunos elementos que le permitirán esclarecer cómo se desarrollará este proceso.

¿Qué objetivos persigue este ejercicio?


Este es un proceso inédito en la historia de la Revolución, que ratifica la voluntad del Gobierno de contar con la opinión de todos aquellos cubanos residentes en el exterior que deseen contribuir, con sus criterios y sugerencias, al desarrollo de una sociedad socialista cada vez más justa, humanista, democrática, solidaria e internacionalista.


A la vez, reitera el interés del Gobierno revolucionario de dar continuidad a la política exterior cubana y de seguir fortaleciendo los vínculos entre nuestro proceso de desarrollo socialista y los hombres y mujeres de esta tierra que hoy residen en el exterior.

¿Cómo se realizará esta consulta?


Se habilitará una sección en el sitio web Nación y Emigración (http://www.nacionyemigracion.cu) del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de Cuba, donde se encuentra publicado el Proyecto de Constitución y estará disponible una planilla online que permitirá a los cubanos residentes en el exterior trasladar sus propuestas de modificaciones o comentarios al Proyecto.


En dicho sitio web se encuentra ya publicado un importante grupo de materiales periodísticos –informativos o de análisis– en los que se brinda gran cantidad de información sobre el desarrollo del proceso de consulta popular a lo largo de todo el país, desde que se inició el pasado 13 de agosto hasta este momento.


¿Qué hacer cuando se acceda a la planilla?


Al acceder a la planilla, los interesados deben colocar los datos que se solicitan (nombre, pasaporte y otros) y emitir sus criterios. Tenga en cuenta que puede emitir criterios de apoyo al articulado, de adición, supresión, modificación o simplemente dejar algún comentario o duda sobre algún acápite en específico.
Los cubanos residentes en el exterior pueden acceder a la planilla y realizar estas acciones todos los días, a la hora que lo consideren y cuantas veces lo requieran, siempre que sea de la forma descrita anteriormente.

¿Quiénes más participan en el proceso desde el exterior?


No solo más de 1 400 000 cubanos residentes en más de 120 países tendrán la posibilidad de participar en el proceso de consulta del proyecto de Constitución, también lo harán los colaboradores de diversos sectores que hoy se encuentran cumpliendo misiones en más de 60 países, para lo cual ya las Misiones cubanas en el exterior cumplen con un cronograma de encuentros y reuniones.


Se conoció, además, que contribuyen a la organización de este proceso, junto a nuestras Embajadas, directivos de las Asociaciones de cubanos residentes en el exterior. Por ejemplo, las organizaciones de la emigración cubana que integran la coalición Alianza Martiana en Estados Unidos –la Brigada Antonio Maceo, la propia Alianza como organización individual, la Asociación Cultural José Martí, la Alianza de Trabajadores de la Comunidad Cubana, la Asociación de Mujeres en Defensa de la Familia, y el Círculo Bolivariano de Miami–, convocaron a sus membresías a una reunión extraordinaria que tuvo lugar ayer, para examinar y opinar sobre el proyecto de la nueva Constitución.
¿Qué otros elementos se deben tener en cuenta?


Este es un proceso muy serio y decisivo para el desarrollo y el futuro en general del país, en el que todos debemos aportar; de ahí la importancia de prepararse bien para el mismo. Por tanto, es imprescindible tener con antelación el proyecto antes de participar en el proceso, ya sea para intervenir en un encuentro de preparación o acudir a la planilla online mencionada para opinar y aportar.


Se recomienda leer con cuidado la introducción que encabeza el documento, repasar el preámbulo y los 224 artículos y subrayar, marcar, resaltar lo que se considere y anotar las dudas que se generen, así como las opiniones y recomendaciones que surjan.


Recuerde que son importantes las opiniones sobre cualquiera de los temas o articulados, puede aportar más elementos, contribuir a su esclarecimiento o argumentación. Todos los criterios marcan una pauta y serán recogidos, analizados; por eso es vital que pueda disponer para entender el proyecto y contribuir a su perfeccionamiento, del glosario de términos publicado al final del mismo.
Adicionalmente, se recomienda que los cubanos residentes en el exterior consulten –previo a emitir sus criterios sobre el Proyecto– otras leyes vigentes en el país como la propia Ley Electoral y los cambios más recientes que ha sufrido la Ley de Migración, entre otras.


Se recuerda que la Constitución es la ley de leyes, pero es un texto de mínimos que no puede ni debe abarcar elementos específicos, ampliados y definidos en las legislaciones que la desarrollan y la respaldan, muchas de las cuales, a partir de la aprobación de esta –una vez concluido el proceso de consulta y realizado el referendo– deberán sufrir modificaciones, ajustes, ampliaciones. En algunos casos surgirá un cuerpo legal nuevo, acorde con el contexto, las necesidades y las líneas que trazará la nueva Carta Magna de la nación.


Próxima a comenzar consulta del Proyecto de Constitución cubana desde el exterior.

3

La Habana, 27 ago.- En apenas unos días, los cubanos residentes en el exterior del país serán parte del proceso de consulta popular que nuestro pueblo realiza, para aportar al proyecto de la nueva Constitución que regirá el país.

A propósito, estas preguntas y respuestas permitirán esclarecer cómo se desarrollará este proceso.

¿Qué objetivos persigue este ejercicio?

Este es un proceso inédito en la Historia de la Revolución, que ratifica la voluntad del Gobierno de contar con la opinión de todos aquellos cubanos residentes en el exterior que deseen contribuir, con sus criterios y sugerencias, al desarrollo de una sociedad socialista cada vez más justa, humanista, democrática, solidaria e internacionalista.

A la vez, reitera el interés del Gobierno revolucionario de dar continuidad a la política exterior cubana y de seguir fortaleciendo los vínculos entre nuestro proceso de desarrollo socialista y los hombres y mujeres de esta tierra que hoy residen en el exterior.

¿Cómo se realizará esta consulta?

Se habilitará una sección en el sitio web Nación y Emigración (http://www.nacionyemigracion.cu) del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) de Cuba, donde se encuentra publicado el Proyecto de Constitución y estará disponible una planilla online que permitirá a los cubanos residentes en el exterior trasladar sus propuestas de modificaciones o comentarios al Proyecto.

En el referido sitio web se encuentra ya publicado un importante grupo de materiales periodísticos –informativos o de análisis– en los que se brinda gran cantidad de información sobre el desarrollo del proceso de consulta popular a lo largo de todo el país, desde que se inició el pasado 13 de agosto hasta este momento.

¿Qué hacer cuando se acceda a la planilla?

Al acceder a la planilla, los interesados deben colocar los datos que se solicitan (nombre, pasaporte y otros) y emitir sus criterios. Tenga en cuenta que puede emitir criterios de apoyo al articulado, de adición, supresión, modificación o simplemente dejar algún comentario o duda sobre algún acápite en específico.

Los cubanos residentes en el exterior pueden acceder a la planilla y realizar estas acciones todos los días, a la hora que lo consideren y cuantas veces lo requieran, siempre que sea de la forma descrita anteriormente.

¿Quiénes más participan en el proceso desde el exterior?

No solo más de un millón 400 mil cubanos residentes en más de 120 países tendrán la posibilidad de participar en el proceso de consulta del proyecto de Constitución, también lo harán los colaboradores de diversos sectores que hoy se encuentran cumpliendo misión en más de 60 países, para lo cual ya las misiones cubanas en el exterior cumplen un cronograma de encuentros y reuniones.

Se conoció, además, que contribuyen a la organización de este proceso, junto a nuestras embajadas, directivos de las asociaciones de cubanos residentes en el exterior. Por ejemplo, las organizaciones de la emigración cubana que integran la coalición Alianza Martiana en Estados Unidos –la Brigada Antonio Maceo, la propia Alianza como organización individual, la Asociación Cultural José Martí, la Alianza de Trabajadores de la Comunidad Cubana, la Asociación de Mujeres en Defensa de la Familia, y el Círculo Bolivariano de Miami–, convocaron a sus membresías a una reunión extraordinaria —ya realizada—, para examinar y opinar sobre el proyecto de la nueva Constitución.

¿Qué otros elementos se deben tener en cuenta?

Este es un proceso muy serio y decisivo para el desarrollo y el futuro en general del país, en el que todos debemos aportar; de ahí la importancia de prepararse bien. Por tanto, es imprescindible tener con antelación el Proyecto antes de participar en el proceso, ya sea para intervenir en un encuentro de preparación o acudir a la planilla online mencionada para opinar y aportar.

Se recomienda leer con cuidado la introducción que encabeza el documento, repasar el preámbulo y los 224 artículos y subrayar, marcar, resaltar lo que se considere y anotar las dudas que se generen, así como las opiniones y recomendaciones que surjan.

Recuerde que son importantes las opiniones sobre cualquiera de los temas o artículos, puede aportar más elementos, contribuir a su esclarecimiento o argumentación. Todos los criterios marcan una pauta y serán recogidos, analizados; por eso es vital que pueda disponer —para entender el Proyecto y contribuir a su perfeccionamiento— del glosario de términos publicado al final del texto.

Adicionalmente, se recomienda que los cubanos residentes en el exterior consulten –previo a emitir sus criterios sobre el Proyecto– otras leyes vigentes en el país, como la propia Ley Electoral y los cambios más recientes que ha sufrido la Ley de Migración, entre otras.

Se recuerda que la Constitución es la Ley de leyes, pero es un texto de mínimos que no puede ni debe abarcar elementos específicos, ampliados y definidos en las legislaciones que la desarrollan y la respaldan, muchas de las cuales, a partir de la aprobación de esta –una vez concluido el proceso de consulta y realizado el referendo– deberán sufrir modificaciones, ajustes, ampliaciones. En algunos casos surgirá un cuerpo legal nuevo, acorde con el contexto, las necesidades y las líneas que trazará la nueva Carta Magna de la nación.