Una escuela doblemente especial en el corazón de Banes


hector guidis 1

La educación especial es como la luz y el amor por todo lo que se les regala a las niñas y niños cubanos, lo cual se concreta en la escuela Héctor Güidis Norak, del municipio de Banes, en la oriental provincia de Holguin, Cuba.

Finalizó el curso escolar en este centro educativo situado en el mismo corazón de esta ciudad, Vanguardia Nacional por varios años consecutivos y como nos tiene acostumbrado, los resultados docentes-formativos fueron excelentes, con un ciento por ciento de promoción, más del 98 de asistencia a clases y el cumplimiento con altos índices en el resto de las tareas del proceso didáctico.

“Esta es una escuela excepcional, aquí todos somos una gran familia que nos hector guidis 2queremos y ayudamos en bien de la formación integral de estos niños, que como dijo José Martí, son la esperanza del mundo”, expresó Claribel Amieiro, una de las maestras de este centro, quien recalcó que, “mantenemos la condición de Vanguardia Nacional por la solidez de los resultados, refrendados en este año lectivo que terminamos con la alegría y la satisfacción del deber cumplido”.

Centro Moncadista que ostent a la bandera 60 Aniversario de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), la Héctor Güidis muestra, además, una labor integral en la atención diferenciada con cada alumno y el seguimiento a sus dificultades.

“Vivimos enamoradas de esta labor, porque tiene un alto sentido humano”, destacó Aracelis Torno, educadora de más de 30 años en las aulas y casi 20 en esta escuela, la que considera una extensión de su hogar y de su vida.
En el acto de fin de curso hubo lágrimas de felicidad y jolgorio colectivo, se le cantó a Fidel, impulsor de estas escuelas especiales y quien tanto hizo porque centros como este fueran un escenario útil de aprendizaje.

hector guidis 3Allí se premió con reconocimientos a los alumnos y trabajadores más integrales, como la maestra Carmen Escalona, quien después de jubilarse volvió a las aulas y lo hizo aquí para entregar lo mejor de su experimentado magisterio.

“Soy de las que cree, verdaderamente, que educar es una obra de infinito amor”, significa Carmen, quien detalla que esta escuela la hace crecer, vivir momentos emocionantes y verdaderamente comprometidos porque “tenemos que prepararnos mejor todos los días para enfrentar este reto y hacerlo con las exigencias que demanda”.

En el acto vi correr las lágrimas emocionadas de Dulcita Feria, la auxiliar de limpieza, al ser seleccionada Trabajadora Destacada; la sonrisa de satisfacción de la madre de Deyanira Pileta al recibir, junto a su hija, el diploma como la alumna más integral; y la de todos los alumnos, padres y maestros de una escuela que sigue conquistando cumbres.

hector guidis 4

La bandera de la estrella solitaria ondeó entonces más bella, el himno de Bayamo se entonó con firmeza, hubo abrazos, felicitaciones por doquier, compromisos para que el nuevo curso sean superior en todos los órdenes, y un hasta pronto, puesto que luego de las merecidas vacaciones, las aulas volverán a llenarse con esa esperanza que siempre es augurio de un buen futuro.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar