El “Che” de todo el mundo


9 o b 1

Cuando tenía seis años me enseñaron a decir “Seremos como el Che”. A esa edad todavía no podía comprender con exactitud quien era él, pero sí intuía que era alguien especial cuando lo mencionaban tantas veces, muchas personas, y que había hecho algo grande, no sólo por Cuba, sino por otros pueblos del mundo.

Alguien me explicó que era el Guerrillero Heroico, que había nacido en Argentina y que luchó por la libertad de nuestra Patria. Debo confesar que muchas veces he deseado que el Che no partiera a otras tierras, para que no lo hubieran asesinado y lo imagino sonriendo, junto a nosotros, o regañándonos ante lo mal hecho con la intransigencia que lo caracterizaba.

9 o b 2Pero entonces no sería Ernesto Guevara, nuestro Che, y el de todo el mundo, o San Ernesto de la Higuera, ese santo al que miles de personas rinden homenaje.

De todas formas el Che sigue aquí, porque la historia ha demostrado que personas como él nunca mueren, porque en vida emiten una luz que la crueldad más perversa no puede borrar.

Me gustaría contarle nuestros logros, que viera, casi 60 años después de llegar a Cuba, cómo vivimos, lo que hemos alcanzado. Decirle que somos solidarios, que al igual que él, los cubanos van otros lugares del mundo a ayudar a la gente que lo necesita; que la América continúa luchando por ser una Gran Patria; y que a pesar del egoísmo que hoy puebla el mundo, nosotros intentamos ser mejores personas cada día.

Hoy, te recordamos con una mezcla de tristeza y alegría. Quiero que sepas, donde quiera que estés, que los cubanos seguimos luchando por nuestros sueños, de los que eres parte.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar