En el 2018: seguir regalándole a la vida sueños


1 e 18

La culminación de un año y el inicio de otro es el momento propicio para trazar las nuevas metas que queremos conseguir. Quizás algunas sean las mismas que nos planteamos en el 2017, o incluso un año antes. Y si no se han cumplido es otro motivo más para seguir luchando por conseguir los sueños anhelados.

Cada inicio de año es un buen pretexto para ir a por los objetivos trazados. Así que aprovecha la oportunidad para compartir con la familia, abrazar a los que tienes cerca, y pensar en los que no están a tu lado por la distancia, pero no por eso ausentes, debido a que están contigo de muchas maneras.

Puede ser el momento adecuado para dejar atrás las cosas negativas que pasaron e iniciar desde cero como si tuvieras la capacidad de, tecnológicamente hablando, resetear tu memoria. Pero siempre dejando lo positivo, por supuesto.

También puede ser el año en el que tu equipo de fútbol quede campión de la Champions por tercera ocasión consecutiva. Es también el año de la Copa Mundial de Rusia, una fiesta que lo banenses disfrutarán de manera especial.

El 2017 quizás fue el año que perdiste a un amigo para siempre de forma inesperada, o transitaste por problemas laborales, o de enfermedad; pero también pudo ser el año en que te graduaste en la universidad, que iniciaste tu vida laboral, que entraste en una escuela nueva, que te reencontraste con los amigos que están lejos, que conociste al amor de tu vida o que compartiste los mejores momentos con aquellos que amas y te aman.1 e 18 1

Así que el 2018 sin dudas será un año mejor, sé positivo, sueña en grande y ve tras lo que anhelas, porque este puede ser el año en que te cases con la persona que amas, que vivas lindos momentos con la familia nueva que creaste, que tu sobrino te diga tia por primera vez, que tengas cada día la oportunidad de ver crecer a tus hijos y de darle un beso a tus padres, de continuar aprendiendo y mejorando como persona.

Como escribió Fayad Jamís en uno de los poemas más inspiradores que he leído: “Con tantos palos que te dio la vida y aún sigues dándole a la vida sueños (...) Con tantos palos que te dio la vida y no te cansas de decir te quiero”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar