Trump apoyaría mayor revisión de antecedentes, según la Casa Blanca


19 f m
El presidente estadounidense, Donald Trump, apoya los esfuerzos para mejorar el sistema federal de verificación de antecedentes en la compra de armas tras el tiroteo masivo en Florida, según difundió hoy un portavoz de la Casa Blanca.

El subsecretario de prensa Raj Shah expresó en un comunicado que el mandatario conversó el viernes con el senador republicano John Cornyn sobre un proyecto de ley presentado por él y su colega demócrata Chris Murphy para fortalecer la forma de reportar delitos que podrían prohibir a las personas adquirir un arma.

'Si bien las discusiones están en curso y las revisiones se están considerando, el presidente apoya los esfuerzos para mejorar el sistema federal de verificación de antecedentes', manifestó Shah en el texto.

Tal declaración se da en medio del debate que se reaviva en Estados Unidos después de cada tiroteo masivo, y que en esta ocasión sigue al ocurrido la semana pasada en una escuela secundaria de Florida, donde murieron 17 personas y 15 resultaron heridas.

La masacre provocó reclamos de diversas organizaciones, sectores del país y de los estudiantes, que organizan marchas y movilizaciones para exigir al Congreso la adopción de medidas para evitar nuevos hechos de ese tipo.

Quienes reclaman un mayor control en la venta de armamento de fuego denuncian la influencia de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) sobre muchos políticos de la nación.

Trump se postuló a la presidencia por el Partido Republicano como un candidato a favor de las armas de fuego, durante toda su campaña estuvo vinculado a la NRA y dijo que en los comicios estaba en juego la Segunda Enmienda de la Constitución, que garantiza la posesión de esos artefactos.

A pesar del comunicado dado a conocer este lunes por la Casa Blanca, el año pasado el jefe de Estado anuló una regulación aprobada durante el gobierno de Barack Obama (2009-2017) que restringía a ciertas personas la posibilidad de comprar armas.

El mandatario prohibió específicamente la puesta en marcha de una regla que obligaba al Seguro Social a divulgar datos al sistema nacional de verificación de antecedentes penales sobre ciertas personas con enfermedades mentales.

Según diversos críticos, tal paso hizo más fácil para quienes tienen esos padecimientos comprar armas, lo que podría aumentar el peligro para ellos mismos o para otros.

De acuerdo con la organización Gun Violence Archive, durante las primeras seis semanas de 2018 fallecieron mil 816 personas por violencia armada en Estados Unidos, equivalente a promedio de 40 muertos por día.
(Tomado de Prensa Latina)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar