Header

Las cinco coincidencias que hacen a Belkis una mujer única


Belkis de la Caridad Prieto Álvarez . Foto:Alberto Santiesteban Leyva

Belkis de la Caridad Prieto Álvarez quizás sea la única mujer en Cuba y el mundo que haya parido cinco hijos en la misma fecha, pero en años diferentes, toda una curiosidad que me llevó hasta su casa en la calle Bruno Meriño, de la ciudad de Banes, en la provincia cubana de Holguín.

Al llegar a su hogar me recibió con una gran sonrisa y dispuesta a contarme su historia, especialmente la de sus hijos. Me enseñó fotografías de su familia donde está su esposo, ya fallecido, y sus 7 hijos, porque tuvo 2 más: Irma del Carmen, que vio la luz un 30 de agosto de 1964, y Alfredo Edmundo, el  20 de febrero de 1966. El resto nacieron el primero de agosto de años consecutivos: Carlos Alberto, en 1957; Raúl Javier, en el 58; Octavio Nicolás, en el 59; Rosa Eulalia, en el 60 y Caridad Rosa, en el 61.

Cuando nació Carlos Alberto, el primogénito, no había motivos para el asombro, excepto porque se trataba del primer hijo. Cuando llegó Raúl Javier, el mismo día que su hermano mayor, lo tomaron como una extraña coincidencia, pero cuando Octavio Nicolás abandonó el vientre de su madre también el primero de agosto, en la familia comenzaron a correr todo tipo de bromas sobre los tiempos para el amor en este matrimonio banense, pero lo fue más sorprendente fue al llegar Rosa Eulalia y Caridad Rosa en esa misma fecha, algo verdaderamente extraordinario.


Belkis de la Caridad Prieto Álvarez quizás sea la única mujer en Cuba . Foto del autor

“Creo que por Colombia o Hungría hubo algo así, pero con menos hijos”, me dijo Belkis, quien agrega que ha “viajado por diversospaíses porque tengo varios muchachos fuera: en Estados Unidos, Colombia y España y nunca he escuchado algo similar, parece que tengo un récord”.

Reina del carnaval de Banes en 1952 y de la Colonia Española de esta ciudad, Belkis de la Caridad Prieto Álvarez aún muestra los rasgos de su belleza física, la elegancia en sus ademanes y una memoria excelente a pesar de sus 85 años, porque recuerda cada detalle de la historia de la familia, especialmente el nacimiento de sus hijos.

“Cuando eran niños hacíamos un cumpleaños gigante, teníamos que encender muchas velas y con los regalos, teníamos que adivinar a quién pertenecían. Era lindo, divino y curioso a la vez”, señala Belkis, quien parece añorar aquellos tiempos cuando la alegría estaba bien cerca.

 Y finalmente me dice: “He recorrido parte del mundo, pero siempre vuelvo a mi Banes, a esta calle donde nací, crecí y estaré hasta el fin de mi vida, porque amo esta tierra, este lugar, sus olores, a mis vecinos, a mis amigos”.

Carlos García Matos

Licenciado en Periodismo, graduado de la Universidad de Oriente, fiel cubano y santiaguero de corazón.

4

  1. Buenos días. Por favor estoy muy lejos pero me pueden Saludar a Yudit Maricela Mir Quevedo , Ana María Quevedo, Marilin Mir Quevedo de parte de su prima Tatica. O Mileydis desde USA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × tres =

En Vivo