Read Time:2 Minute, 24 Second

El ecoturismo es una nueva forma de cuidar la naturaleza, y en los últimos años ha prevalecido en Cuba esta modalidad, especialmente en las principales instalaciones hoteleras radicadas en el municipio de Banes, al norte del oriente cubano, donde prolifera una extraordinaria belleza paisajística.

Disfrutar la belleza y cuidar la naturaleza es el propósito
             fundamental del ecoturismo. Fotos del autor.

Miles de visitantes de una gran diversidad de países pueden apreciar nuestros paisajes, sentirse parte del bosque, de las montañas, de las bahías y de las playas. Y es que resulta indispensable respetar los elementos que forman el entorno para beneficiarse de ellos.

Es a esto a lo que se llama ecoturismo, el cual podría definirse como a todas aquellas actividades al aire libre que impliquen esfuerzos físicos en algún grado, además de una comunión con la naturaleza a todos los niveles; desde observar pacientemente el paisaje, la flora y la fauna, hasta conocer las costumbres de los pobladores para tratar de lograr que cada visitante forme parte dinámica de ese entorno.

Los que practican el ecoturismo procuran llevar en su mochila sólo lo indispensable en cuanto a víveres y comen alimentos de la región para no alterar la cultura del sitio que visitan sin provocar impactos negativos o contaminantes.

El polo turístico del norte banense, cuyo objetivo es ampliarse hasta convertirse en uno de los más grande del país por el nivel de inversiones hoteleras, alcanza un determinado nivel de desarrollo en la práctica del ecoturismo y, sin dudas, será extendiendo a cada nueva instalación.

Se puede considerar su antecedente más cercano la inauguración, hace varios años, del hotel Pesquero Tres. Allí, el Estado cubano, ejecutor de esa gigantesca obra, respetó el entorno donde fue edificado, y obtuvo una relación equilibrada con el medio natural.

En otras partes del mundo, el turismo tradicional ha traído consecuencias negativas para el medio ambiente por la gran cantidad de productos contaminantes que el mismo genera, deteriorando el entorno, y, por ende, disminuyendo la demanda de esos lugares.

Proteger el entorno es el propósito de las nuevas instalaciones hoteleras
 

Las autoridades cubanas, conocedoras de las consecuencias negativas que tiene la práctica de esta actividad, instrumenta la introducción del ecoturismo en las nuevas capacidades de alojamiento que se edifican, contribuyendo a la conservación de los recursos naturales.

Así, los numerosos visitantes que arriban al verde caimán antillano disfrutan el paisaje, los bosques, las playas y las riquezas culturales y tradiciones de los diversos lugares de la nación, sin ocasionar daños severos a la naturaleza.

Esa política conservacionista continuará extendiéndose en las nuevas capacidades hoteleras que se construirán en la franja costera banense, la cual abarca desde Punta de Mulas hasta la bahía de Banes, y que contempla unas 17 mil habitaciones para el descanso sano y la recreación.

[ABTM id=2486]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + doce =