Read Time:1 Minute, 24 Second

La ceiba de Banes hoy se viste de naturaleza muerta para pasar el invierno. Sin embargo, continúa majestuosa, ofreciendo su encanto centenario a los pobladores de esta localidad situada al norte del oriente cubano.

Como la palma real, la ceiba uno de los árboles más característico de nuestro país y sagrado por excelencia, que simboliza vida, perpetuidad, grandeza, bondad, belleza, fuerza y unión.

Una de las singularidades de esta ceiba es que tiene más de un siglo de existencia y, en la calle que lleva su nombre, la divide en dos dando paso a la derecha y a la izquierda de la misma.

La calle Ceiba está situada entre Los Ángeles y Mulas, en el reparto Nicaragua, cuyo nombre se lo dio precisamente esta planta, lo cual constituye una curiosidad que en el medio de una vía crezca fuerte y desafiante un árbol tan enorme.

Su altura supera los 20 metros y su tronco solo podría abrazarse por cuatro personas tomadas de las manos, debido a su enorme grosor.

A esta frondosa Ceiba acuden numerosos creyentes a realizar ceremonias religiosas, al atribuírseles propiedades santificadas. Este árbol americano ha sido también un constante abastecedor de nombres para los fundadores de ciudades, poblados, parajes y fuente de inspiración para poetas.

La ceiba ha estado acompañando a los banenses desde que se fundó la localidad, hace 110 años, un 17 de enero de 1910, y es uno de los árboles más grandes de la América tropical.

Hoy, llama la atención el traje de naturaleza muerta que luce, pero por sus raíces, tronco y ramas continúa circulando la savia de la vida que la hará florecer en la primavera que se aproxima.

[ABTM id=2486]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + nueve =