Read Time:3 Minute, 59 Second

Alfredo Barona Pérez, locutor, y Dimas García, operador de audio de la antigua CMKI (1952 y 1959)

Transcurridos 11 años de la salida de Banes de la CMKX para la actual provincia de Bayamo, una nueva emisora surge en la amplia historia radial de esta localidad, al norte de la provincia de Holguín: la CMKI, de 1952-1959.

Un grupo de aficionados a la radio, encabezado por el holguinero Aristónico León Reyes, se dieron a la tarea de construir un transmisor para sacar al aire una emisora, que se hizo realidad a mediados del año 1952. Aristónico León Reyes, con la ayuda de otros compañeros, construyó el equipo. La idea surgió precisamente de él y contó con el entusiasmo de Alfredo Varona, su hermano Luis, Fernando Leyva y el técnico Miguel García.

La emisora se instaló en un cuarto del hotel París, hoy Baní, en un baño de esta instalación, cedido por el dueño para hacer realidad el proyecto. Comienza sin preparativos previos en este local, donde las condiciones eran pésimas, en el que solo cabía el transmisor, un micrófono y dos personas.

A los pocos días de estar instalado, Aquiles Llanos, dueño del hotel, le retiró la autorización y hubo que salir a buscar otro local. Aristónico y sus fieles colaboradores no cejaron en el empeño y consiguieron alquilar un local en Avenida de Cárdenas, al lado de la actual Casa del Batido. Este local fue alquilado en 20 pesos mensuales que el dueño consiguió se pagara con la renta de la lotería, pues al principio no entraba nada por concepto de la divulgación.

Estudio de la CMKI (1952-1959)

Este nuevo local tenía mejores condiciones y se instaló en una barbacoa donde se ubicó el transmisor y una cabinita. La potencia del transmisor era de 250 watts, con una antena que salía del lugar hasta el Palacio Municipal, hoy sede de la Asamblea Municipal del Poder Popular.

Muy pronto esta estación se ganó una audiencia con una programación limitada por los recursos, donde prevalecía la música. La emisora pronto comenzó a recibir cartas de varias provincias actuales, como Guantánamo y Granma, entre otras. Según testimonio de Alfredo Varona, fundador de la emisora, se recibieron reportes de Filadelfia, dando detalles exactos de la programación.

La CMKI comenzó a transmitir sin el Permiso de Comunicaciones en los 1560 kilociclos, onda media. En 1958, por mediación de amigos influyentes de Rafael Díaz Balart, entonces Ministro de Comunicación y Trasporte, fue oficializada la emisora. Para evitar el corrimiento de frecuencias, Aristónico mandó hacer dos cristales de cuarzo en Estados Unidos. En sus inicios, la emisora comenzaba a trasmitir de 6:00 p.m. a 8:00 p.m. y un tiempo después hasta las 10:00 p.m.

LA EMISORA CAMBIA DE DUEÑOS

En el año 1954, Orlando Almanza, valiéndose de sus influencias con altos dirigentes de la época, se apodera de la emisora hasta el triunfo de la Revolución. Las ganancias que dejaba la emisora eran tan pocas que puede afirmarse que trabajaban por el amor a la radio. Además de las canciones, que prevalecían en la programación, se transmitían clases de música y de idiomas, entre otros temas. Almanza logró influir en los comerciantes banenses para que divulgaran sus negocios a través de la emisora. En la CMKI se formó una cooperativa, donde las acciones obtenidas eran distribuidas entre sus integrantes y la mayor parte correspondían al dueño, en este caso Almanza.

Del querido Franco Carbón, banense de pura cepa, que llegó a ser locutor de la radio nacional, con una brillante hoja de servicio, con un estilo único en la forma de conducir programas, orgullo de este pueblo que lo vio nacer, dio sus primeros pasos en esta emisora, de la cual manifestó:

“En la CMKI, quien cobraba era el dueño, Orlando Almanza. Recuerdo que mi primer salario fue a los seis meses, 15 pesos, y cuando lo cobré, el propietario me dijo que tenía que darle dos pesos para el retiro radial, por lo que nada más pude cobrar 13 pesos. Yo tenía en cada cambio de la emisora cinco minutos en vivo, así era entonces. La emisora se sustentaba de los anuncios y en estos años había muchas ofertas y poca demanda. Recuerdo que en la emisora había un plato tocadiscos no profesional, un micrófono y un teléfono, también la consola y el transmisor criollo”.

Franco Carbón en la CMKI

El mayor valor de la creación de esta emisora, al igual que la CMKX que la antecedió, está en que, gracias a ellas, Banes se dio a conocer en Cuba y otros países, con dos emisores establecidas en años tan temprano como 1938, y con un intento que no prosperó en 1935, el cual dejó una tradición radial en el territorio.

[ABTM id=2329]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − siete =