Read Time:2 Minute, 2 Second

Fotos del autor

Desde muy joven, Ofelia Serrano Proenza, que ahora peinas canas, siente una atracción muy fuerte por la música. Aunque prefiere escuchar la de tríos y boleros, no discrimina otros géneros, sobre todo los que corresponden a la música tradicional cubana, y para no estar dependiendo de lo que le ponen las emisoras, ha acumulado, durante muchos años, discos de acetato que conserva en buen estado.

Cantantes como Lino Borges, Ela Calvo, Elena Burque, Kino Morán, Vicentico Valdés, José Tejedor, Mercedita Valdés, Roberto Sánchez, Héctor Téllez, Aurelio Reynoso, Clara y Mario, Manolo Galván, junto a otros de orquestas como la Aragón, Original de Manzanillo, Los Bocucos, Maravillas de Florida, Roberto Faz, entre otros tantos, hacen larga la lista de su colección.

Esta amable mujer, amante de la música, guarda con celos esta discografía de músicos cubanos y algún que otro interprete de América Latina y el Caribe, que en su momento hicieron gozaron de popularidad, fundamentalmente en los géneros mexicanos, merengue y cumbias.

Gratos recuerdos atesoran estos discos de acetatos que ya forman parte de los museos de la música con el desarrollo de las actuales tecnologías para almacenar y reproducir la música, pero ellos están ahí, en su vivienda, como testigos silenciosos de una época, donde fueron reyes. Y esta es la razón por la cual, esta mujer banense conserva cerca de dos mil discos que guardan más de dos mil canciones que están ahí, al alcance de sus manos, para cuando quiere revivir sus momentos mozos a través de esa música en su bien conservado tocadiscos.

“Yo tengo algo más que dos mil discos, entre chicos y grandes, y deben haber, no he sacado bien la cuenta, pero son muchas las canciones que poseo, y en momentos de añoranza, y siempre que puedo, los escucho”.

Ofelia no puede ocultar la emoción cuando hablas de sus viejos discos, que para ella son un preciado tesoro. “Yo tenían muchos discos y fueron sumándose otros que personas y amigos que se le rompía el tocadiscos me regalaban, y así fue creciendo mi pequeña discoteca. Imagínate que esta colección está en mi poder desde hace algo más de 59 años, mi hija era recién nacida y ya tiene esa edad”.

A pesar de los años, Ofelia sigue siendo una bella persona con una igualmente bella familia. Es también fiel oyente de esta emisora, que alterna con su viejo tocadiscos y discos de acetato.

[ABTM id=2329]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 8 =