Read Time:2 Minute, 48 Second

A pesar de los adelantos de la ciencia y la técnica de hoy en día, la radio no pierde sus encantos y sigue desempeñando un papel insustituible y necesario para las grandes multitudes en cual parte del mundo.

Gracias al audio real en internet, la radio moderna no depende únicamente de la potencia de sus transmisores para expandir la señal a grandes distancias. Cualquier rincón del mundo está a su alcance, lo que permite acortar las distancias entre los pueblos y continentes. Razones para afirmar que la radio es y será siempre un medio de comunicación masiva que perdurará en el tiempo.

Hoy comenzaremos y ciclo de crónicas sobre la existencia de la radio en Banes en sus dos etapas, antes y después del triunfo de la Revolución Cubana, a propósito del aniversario 51 del reconocimiento oficial por el entonces Instituto Cubano de Radiodifusión (ICR) de Radio Banes. el 25 de junio de 1959.

Vamos a comenzar por las que antecedieron a esta fecha conmemorativa de gran significación para los banenses amantes de su radio. En este caso fueron Radio Santiaguito, la CMKX, La Voz de Banes y la CMKI.

RADIO SANTIAGUITO

Banes en la década de 1920

En el año 1935, el joven banense, ya fallecido, Santiago Zaldívar, movido por los deseos de que su pueblo tuviese una emisora radial, se lanzó a un reto, que finalmente no pudo sostener. Santiaguito era radioaficionado y utilizó su transmisor de onda corta para llevarla a onda media y convertirla así en una radio comercial.

Con esa osadía y con pocos recursos llevó su equipo transmisor a loa 300 kilociclos en onda media, y decide inaugurar la nueva emisora el 11 de enero del año 1935 con la transmisión del discurso del comercial Salvador Solís, de nacionalidad española, radicado en Cuba. Cuentan algunos banenses que el discurso fue escuchado con claridad por muchas personas.

El discurso lo registró el diario El pueblo en su página cultural. Solís comenzó sus palabras con elogios a la incipiente emisora, que solo tuvo una única trasmisión, pues lamentablemente Santiaguito Zaldívar no pudo mantener este proyecto de fundar una emisora de radio en Banes, pues no contó con el apoyo necesario para ello. Fue un discurso largo del cual reproducimos los dos primeros párrafos.

A pesar de los adelantos de la ciencia y la técnica de hoy en día, la radio no pierde sus encantos y sigue desempeñando un papel insustituible y necesario para las grandes multitudes en cual parte del mundo. Foto tomada de Internet.

“Al pasar esta tarde como de costumbre mi visita por el periódico local El Pueblo, me encuentro agradablemente sorprendido por el anuncio en primera plana del programa de esta noche por la estación local, obra del entusiasta y querido amigo Santiaguito Zaldívar.”

“Pero mi sorpresa fue mayor al encontrar mi nombre ocupando una parte del programa nocturno, designación que mucho me honra y no puedo evadir, ya que considero un deber ineludible la contribución a esta obra progresista…”.

Esta única transmisión se originó en un cuarto de una casa de familia al lado del café El palo gordo, de Alexis Pérez Siam, que hoy lleva el nombre de Casa del Vino.

A pesar de esta única transmisión, Santiaguito Zaldívar comenzaba así un sueño que aún hoy seguimos manteniendo a toda costa desde la Capital Arqueológica de Cuba.

[ABTM id=2329]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + 2 =