Read Time:1 Minute, 51 Second

Alain culpa a sus padres por su agreste presente, soñó con una vida perfecta, rodeado de amistades, sintiéndose querido por todos, convirtiéndose en una suerte de líder que muchos quisieran seguir; pero ahora, según sus propias palabras, solo es un lumpen que lastra la sociedad cubana y se siente estigmatizado debido a sus propios actos.

Primero llegó a su casa con objetos y juguetes producto de ciertos trueques de infante, pero como en todos sacaba buena ventaja, nunca le recriminaron por aparecer al hogar con algo de proceder dudoso. Si acaso preguntaban, bastaba decirles que se lo había cambiado a un amiguito en la escuela, y era el cierre perfecto al preludio de una entrevista. Lo insólito es que sus padres tenían una excelente solvencia económica, trabajaban mucho para complacer a su hijo, en la casa había de todo, pero entre tanto trabajo olvidaron una labor esencial, educar y dedicarle tiempo a su niño.

Los padres permisivos no son, aunque lo aparenten, los que más quieren, y no es que dude de su amor filial, sino de sus métodos para educar en valores a quienes conviven en su casa, pero que también son parte de la sociedad, y hay que educar a los vástagos con las herramientas necesarias que le permitan enfrentar una vida social de la manera más cívica posible.

De nada vale el más suntuoso juguete, o la más cara bicicleta, si al final no se dedica tiempo a conocer la esencia espiritual de los hijos, ni a llenar cada espacio vacío. De qué sirve condescender en todo si a la postre tanta bondad será motivo de reproches por no haber hecho las cosas bien.

Alain recrimina la educación de sus padres, siempre hizo su voluntad, jamás recibió un no por respuesta, y se creyó superior, infalible, adoptó una posición fácil, exigió a sus padres hasta que no pudieron suplir sus vicios. El momento perfecto para educar y formar en valores es ahora, es una labor difícil, compleja, sacrificada, pero el amor todo lo puede.

Educar es una tarea de la familia; el amor, la dedicación, la confianza son imprescindibles. Si educas hoy, vivirás mañana orgulloso de tus hijos. Tu familia y la sociedad estarán agradecidas.

[ABTM id=3250]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “De valores y precios

  1. Yes, parents are parents, not friends. I have found recent articles very interesting. No matter where your live child raising has the same issues. Saying no, wanting the best for your child but not realizing your time and love are the most valuable gifts. Also, teenage children pushing the limits, as with school uniforms. That is natural at their point in life and it is up to parents and teachers to maintain the values.

    Sí, los padres son padres, no amigos. He encontrado artículos recientes muy interesantes. No importa dónde su crianza viva tiene los mismos problemas. Decir que no, querer lo mejor para su hijo pero no darse cuenta de su tiempo y amor son los regalos más valiosos. Además, los niños adolescentes empujan los límites, como con los uniformes escolares. Eso es natural en su punto de la vida y depende de los padres y maestros mantener los valores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 15 =