Read Time:5 Minute, 11 Second

La producción de alimentos siempre está presente en la agenda del debate público por la importancia en el orden económico y social del país, en momentos que arrecian las acciones imperiales contra nuestro país que nos obligan a elevar las alternativas e iniciativas para darle un uso más eficiente a la tierra y a los recursos que poseemos.

Tales asuntos son temas abordados hoy desde el surco y la tribuna por los agricultores del municipio de Banes, quienes no tuvieron un año 2019 nada satisfactorio, al incumplirse casi todos los renglones productivos, algunos de alta incidencia en la sustitución de importaciones, dígase maíz, frijol, carne vacuna y de cerdo.

La producción de viandas solo llegó en esta etapa al 50 por ciento de lo pactado, mientras que la de granos no rebasó el 47, en una etapa donde tampoco fueron satisfactorios los balances logrados en hortalizas, frutas, carne porcina y vacuna.

Aún quedan muchas reservas productivas por explotar en el municipio. Fotos del autor.

Efectos negativos del clima, serias carencias en los suministros de combustible para el empleo de la maquinaria agrícola, así como los paquetes tecnológicos para el desarrollo de las plantaciones de frijol, dieron al traste con los programas previstos en la campaña de frío, la cual quedó muy por debajo de lo estimado.

En el cultivo del frijol, quedaron de plantar más del 50 por ciento de las casi 2 mil hectáreas programadas para la campaña, con una cosecha que no debe rebasar los 900 quintales, mientras que similar situación atraviesa el maíz, otro de los renglones que sustituye importaciones.

Unido a los  problemas que dependen de suministros externos, la agricultura  banense padece otras deficiencias, que van desde la incapacidad de alcanzar la cobertura productiva de abonos orgánicos, el aún bajo  empleo de la tracción animal para sustituir la maquinaria agrícola por las carencias de combustible, fallas en la rotación de los cultivos, baja garantía de semillas y las escasez  de siembras de variedades más resistentes a los cambios climáticos, que en los últimos años han golpeado con dureza a los campos banenses.

Hoy, el rendimiento de la mayoría de nuestros suelos es pobre por su sobre-explotación y el bajo empleo de la ciencia y la técnica en su rehabilitación, imperiosa necesidad a la que están llamados nuestros agricultores, quienes todavía no entienden en toda su magnitud la importancia y la utilidad de la lombricultura, el compost y otros abonos orgánicos.

Héroe del Trabajo de la República de Cuba, Alfredo Guerrero Laffita, presidente de la Cooperativa “26 de Julio”, de la localidad de Flores .

El Héroe del Trabajo de la República de Cuba, Alfredo Guerrero Laffita, presidente de la Cooperativa “26 de Julio”, de la localidad de Flores, al intervenir recientemente en la Asamblea XII Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), dijo que la disciplina y la organización son el factor esencial para alcanzar buenos resultados en la agricultura.

Recalcó Guerrero cómo la planificación, la exigencia a pie de surco, el control sistemático, la vigilancia y el ejemplo personal han dado los frutos que se cosechan en su cooperativa en 50 años de existencia, rentable desde su fundación, diversificada, con crecimientos notables en los rendimientos  cañeros, la producción agropecuaria, porcina, vacuna e incluso con un aporte sustancial a la reforestación y al desarrollo local, a través de las mini-industrias, talleres para la elaboración de ladrillos, muebles y otros útiles para el hogar, de los que se benefician los cooperativistas y la comunidad.

A ese criterio se sumó Alexei Ronda, presidente de la Cooperativa de Créditos y Servicios “Regino Guerrero”, de Los Ángeles, una de las mayores productoras de granos del territorio, y con proyecciones muy claras y ambicionas en la diversificación productiva, asunto que va por buen camino en esta entidad con las producciones de viandas, ganado ovino, avícola, porcino y vacuno.

El 2020 encara un tiempo bastante retador para el sistema de la agricultura en el municipio de Banes, urgido de cambiar viejas estrategias y métodos que hoy resultan obsoletos e incapaces de resolver las demandas de los consumidores que durante el pasado año solo vieron en sus mesas menos de las 13 libras percápitas por habitantes.

Para este año que corre también es fundamental mejorar, desde la base hasta la tarima, los métodos de comercialización, incapaces de apreciar en el campo cuánto se tiene, qué calidad y cómo se va a acopiar, provocando en muchas ocasiones insatisfacciones de los productores e ilegalidades que van al mercado informal, donde los precios van hacia las nubes.

Uno de los disgustos de los productores banenses es el referido a los márgenes comerciales con los que acopio les compra y les paga sus cosechas, muy por debajo del valor de la mercancía, hecho que para todos desestimula las ventas y provoca en algunos casos las ventas ilegales, otro de los problemas que lastra hoy al sistema de la agricultura banense y que provoca serios desabastecimientos en la red comercial estatal y llena las tarimas de los Trabajadores por Cuenta Propia.

La tracción animal ha sido una alternativa ante los problemas con el abastecimiento de portadores energéticos que afronta el país.

No podrá dejarse de un lado el asunto fundamental de los que dirigen o administran cada unidad de la agricultura, cuya capacidad de orientación, conocimiento y ejemplaridad debe crecer en bien de políticas más actuales, de actualizaciones precisas en beneficio de la producción en un escenario tan cambiante y complejo.

Para este 2020 existen objetivos precisos dirigidos a cambiar de una vez y por todos los niveles productivos, el empleo de las tierras, el destino de las cosechas y la capacidad del municipio de crecer en los renglones exportables y que sustituyen importaciones, aún lejos de las capacidades que existen en nuestras tierras.

En la agricultura banense, a pesar de todos los contratiempos, hay muchas reservas, y esas hay que explotarlas al máximo, lograr sacarle el jugo y exprimirle la cáscara, como expresó en una ocasión el campesino Maykel Pupo, quien me confesó sobre el surco que el secreto de la tierra está en acariciarla, y hasta darle un beso todos los días para que se sienta amada y dé los frutos que de ella se espera.

[ABTM id=2470]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 4 =