Read Time:2 Minute, 6 Second

Foto: Lilian Ferias Pérez.

La carita de Keyli Vázquez Jara era un poema, un poema de amor y esperanza, con sus ojitos lleno de luz, como la de Julio, su papá, que la cargó en sus brazos hasta el vacunatorio de la policlínica Darío Calzadilla Angulo, de la ciudad de Banes, para ser allí la primerita en recibir la vacuna Soberana 02 en ese centro asistencial, el cual abrió sus puertas a las 8 de la mañana para iniciar ese importante proceso en las edades pediátricas.

Escenas hermosas y tiernas, a veces cómicas, se vivieron allí en ese momento particular, como una fiesta infantil de sorpresas y asombros, donde los infantes sienten los latidos del corazón cuando se les osculta, o ven a la enfermera con sus aparatos de presión en un protocolo donde todos están preocupados y ocupados por la salud de quienes, como bien dijo nuestro Héroe Nacional, José Martí, son la esperanza del mundo.

Foto del autor

Allí todo listo, trabajadores de la salud, como la experimentada enfermera Diamedis Costa Peña, lista para el pinchazo, con una magia en sus manos capaces de pasar inadvertido ese acto al que se sometió con total naturalidad el pequeño Jairo Arencibia Alfonso, que salió de allí con una sonrisa en su rostro.

Las mellizas María Eduarda y María Fernanda Costa también fueron tempranito a recibir la vacuna con esa inocencia de quien va a recoger algo precioso, y no es para menos; ellas, como otros 6 mil 500 niños del municipio de Banes, en las edades comprendidas entre 2 y 10 años, 11 meses y 29 días estarán inmunizándose en las cinco áreas de salud del municipio, donde hay montado un amplio y coordinado esquema de trabajo para lograr el éxito de este importante proceso.

“El trabajo es muy intenso y engorroso, pero lo hemos asumido con la seriedad que requiere este acto”, afirmó Karina Palacios, subdirectora general de Educación en Banes, quien explicó las formas de traslado de los infantes de zonas intrincadas hacia las policlínicas, lo cual lleva una gran coordinación con la Empresa de Transporte, Salud, los grupos comunitarios y otros entes que vienen apoyando a esta terea desde los consejos populares.

Foto del autor

“Para los niños trabajamos, porque los niños son los que saben querer, porque los niños son la esperanza del mundo”, dijo el Apóstol de nuestra Independencia; por eso Cuba apuesta hoy porque ellos tengan la seguridad de una vacuna que lleva una inmensa dosis inmensa de amor y fe.

[ABTM id=2470]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 3 =