Read Time:4 Minute, 53 Second

La Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) “26 de Julio”, del consejo popular de Flores, en el municipio de Banes, es eso que muchos dicen: una familia, que piensa, actúa y anda como tal, con esas grandes fortunas que le da la vida y sabe sembrar todos los días, para recoger los frutos de tantos empeños y amores.

Entidad rentable desde su fundación, la “26 Julio”, viene labrando una historia tan hermosa como admirable, no excenta de dificultades, pero con la enorme virtud de engrandecerse en los momentos más álgidos y salir adelante con la frente y el estandarte en alto, celebrando más victorias que lamentando fracasos.

Alfredo Guerrero Laffita, Héroe del Trabajo de la República de Cuba y su presidente histórico, es de esos hombres de campo que en su acontecer diario toma como guía de trabajo la imagen y el ejemplo del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, en homenaje imperecedero a su gigantesca obra.

Alfredo Guerrero y su hija. Foto: Carlos García Matos.

Guerrero es un hombre sabio, que como un maestro, enseña, guía y, sobre todo, practica el ejemplo personal y habla con emociones de tantos años de entrega.

Humildad a flor de piel, gesto noble, sincero y afable acompañan a Alfredo Guerrero Laffita, a quien se le ve ir y venir en los trajines de la CPA “26 de Julio”. Sapiencia de viejo y no de diablo, reafirman el dicho por la experiencia, consagración y ejemplo sin límites, que le merecen además del título de Héroe del Trabajo de la República de Cuba, la admiración y el respeto de mucho

“La constancia y la unidad, nos han llevado hasta aquí, y así pienso que va a seguir siendo”, dice este viejo mambí, ya con más de 70 años de vida y una trayectoria ejemplar que motiva a un colectivo que no solo lo respeta, sino que lo admira como un padre por su obra virtuosa

“Tenemos el principal recurso disponible, el hombre, y los obreros de aquí son patrones de compromiso, de responsabilidad, de entrega y disciplina; con ellos hemos demostrado que se puede, y hoy vamos por más, porque el país y nosotros mismos lo necesitamos”, recalca el Héroe del Trabajo, un convencido de la viabilidad de las cooperativas.

Módulo pecuario de la Cooperativa. Foto: Juventud Rebelde.

Entidad diversificada, que tiene con objeto económico principal la caña, cultivo, en el que consiguen uno de los mejores rendimientos de las unidades que hoy tributan al central “Fernando de Dios”, de Tacajó, con cifras superiores a las 50 toneladas de la gramínea por hectárea, que en momentos fueron superiores.

Hoy, a pesar de las adversidades económicas y climáticas, dedican energías y estrategias que permitan superar en corto plazo los problemas actuales y permitan una sostenibilidad en el crecimiento cañero.

La “26 de Julio”, de Flores, progresa y se reproduce con nuevas obras y empeños, desde el módulo pecuarios, bien dotado con animales de corral, ovinos, porcino, conejos y muchos proyectos que forman un todo por el presente y el futuro.

Producción de aceite de ajonjolí, pasta de tomates, raspaduras, refrescos de tamarindo, maracuyá y mucho más, muestran a una mini-industria en despegue, que investiga, hurga y tienta el futuro, en aras de incrementar prestaciones y optimizar la economía.

Foto tomada de Internet

Yanisleidis labora en la minindustria de la “26 de Julio”: “Aquí, y más a partir del repunte del módulo pecuario, cada trabajador recibe de regalo dos libras de productos cárnicos en su cumpleaños, y otras ocho se les venden a precios módicos. También se le ofertan viandas u otros productos como leche, ajo o frijoles en esa fecha, igualmente baratos”.

“Estamos trabajando duro para consolidar y crecer en el módulo pecuario, una necesidad no solo de la Cooperativa, sino no también del país”, explica Alfredo.  “Estuvimos en alza en ese programa —aclara—, pero en algunas especies decaímos, por ejemplo, en conejos y aves. El resto, vacuno, ovino, porcino y caprino, sí las mantuvimos. Con lo que ahora hemos mejorado en las ramas avícolas y cunícula, acumulamos alrededor de mil 600 animales. De ese módulo pecuario obtenemos grasa, carne y leche, y queremos retomar el huevo. Tomando en cuenta lo orientado desde la máxima dirección del país, el excedente que quede luego de autoabastecernos lo destinamos a la población, empezando por la de nuestra comunidad, y se le vende además a Acopio”.

“En estos momentos incursionamos otra vez en el fomento de los conejos, recuperando naves que permitirán, en próximos meses, totalizar un centenar de animales, y ya las polluelas empezarán a poner. A las aves les destinamos plantones de frijol gandul para alimentarlas. Los cerdos ya son más 50, con diez reproductoras, y la raza criolla es la base fundamental”, señala. Luis Ángel Pera, jefe del Departamento Pecuario de esa forma productiva.

Uso de técnicas agroecológicas. Foto: Juventud Rebelde.

La carpintería, el molino de piedra, la ladrillera, donde se fabrica casi en su conjunto los módulos de viviendas de los asociados, familiares y para obras sociales de la comunidad y el municipio, es otro de los éxitos de esta entidad.

Igualmente, en Agroecología van bien: bajo las jaulas de los conejos han reservado espacio para cajones que multipliquen el humus de lombriz, fuente de abono para sus suelos. Es no dejar nada por el camino, porque todo es importante para la Cooperativa, donde sus asociados, más que satisfechos, se sienten comprometidos y urgidos de trabajar crecidamente, corrigiendo cada detalle, para seguir mostrando su capacidad de hacer y aportar al país.

Trabajo, mucho trabajo, y ese aliento de confraternidad, de amor propio y de sentido de pertenencia, encuentras en cada lugar que pisas en las tierras de la Cooperativa “26 de Julio”, de Flores, orgullo para el movimiento campesino de Banes y Cuba, donde sus integrantes la sienten como su propia su propia casa.

[ABTM id=2470]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × tres =