Read Time:2 Minute, 43 Second

Oscar Colomar, apicultor banense. Foto del autor.

Oscar Colomar es uno de los apicultores de vanguardia en el municipio de Banes, con apreciables aportes en este renglón exportable de la economía cubana.

Un hombre que nació, creció, vive, y dice que morirá, entre las colmenas, porque las ama como a su propia familia.

¿Desde qué edad se dedica a la apicultura?

“Desde los siete años. Mi papá me enseñó a trabajar con las abejas casi desde que aprendí a caminar. Me decía que donde ellas se criaban no había hambre. Así me entusiasmé, aprendí, y a aquí me ves…”

¿Cuánto se ama este trabajo?

“Mucho. Fíjate si el buen trato influye, que ya casi ni me pican, y cuando empecé a trajinar con ellas me comían vivo. En aquel entonces no sabía que no se podía golpear las cajas con rudeza y que había que tenerlas contentas, con abundante azúcar para que se alimenten”.

¿Qué tiempo dedica a este trabajo?

“Casi todo el día y casi todo el año. El trabajo con las colmenas es diario, no tienes descanso. Hay que pasarle la mano, revisarlas constantemente. Atenderlas como a las personas”.

En el pasado año, Oscar logró producir más de 5 toneladas de miel de abeja. Fotos del autor.

¿Cuánto trabajo requiere la apicultura?

“La apicultura requiere de muchos insumos y genera gastos, pero así y todo deja ganancias considerables si uno maneja a ese gran rebaño como hay que hacerlo. Es una tarea diaria, no se puede dejar espacios, es de lunes a lunes, y muchas horas diarias.”

“La miel de abeja es un alimento completo. Posee propiedades cicatrizantes, antioxidantes y bactericidas. Es un producto muy demandado. En Cuba tenemos que pensar en usarla más en el mercado interno y sacarle más provecho con los encadenamientos productivos, pues nos la compran casi toda como materia prima.”

“Cuando logras darle el justo valor a tu panal, nada en este mundo puede separarte de él. Yo ya tengo demasiados años y todavía cuido de los míos, pero cuando no pueda hacerlo mis hijos y mis nietos lo harán”.

¿Cuáles fueron los resultados del 2019 y qué se espera del 2020?

“El 2019 no fue del todo bueno para la apicultura en Banes, tuvimos muchos contratiempos, con recursos, medios y el movimiento de las colmenas en los picos de floración, pero pude aportar más de cinco toneladas. Para este año seguro vamos por más. Comenzamos enero y febrero con buenos resultados integrales en el municipio, y eso no estimula. Voy hacer todo mi esfuerzo para, con ayuda de la naturaleza, aportar más a la economía del país, que lo necesita”.

¿Cuánta importancia usted le concede a este trabajo?

“Es mi razón de ser. La producción de miel tiene hoy una importancia bien marcada en la economía cubana y nosotros, los apicultores banenses, tenemos el compromiso de superarnos cada día más.”

“Hoy es cierto que carecemos de muchos recursos, pero la voluntad y el ingenio de nuestros camaradas compiten con la laboriosidad de las abejas obreras que nos endulzan la vida con su miel. La miel es un regalo de la naturaleza”, afirma este destacado apicultor banense, quien no deja de soñar con sus panales, porque allí también está el dulzor de la vida.

[ABTM id=2470]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + cinco =