Read Time:2 Minute, 49 Second

“El Che dijo que el Socialismo no solo tenía que ser humano, sino también eficiente”, escuché decir una vez a Livio Linares, trabajador e historiador de la hoy fábrica de conservas “Jesús Menéndez”, del consejo popular de Río Seco, en el oriental municipio de Banes, en la provincia de Holguín.

El ya fallecido promotor agrícola fue uno de los que estaban presentes durante la visita del Guerrillero Heroico en noviembre de 1963, cuando era Ministro de Industria y recorría aquella fábrica, entonces dedicada a la extracción de aceite esencial de limón.

Me contó Livio que el Comandante Guerrillero habló de la importancia de lograr una alta productividad, de la atención y capacitación de los trabajadores y de las posibilidades de que la producción se ampliara.

Hoy, a 58 años de aquel encuentro y 72 de fundada la “Jesús Menéndez”, cuenta con un colectivo que responde aquel llamado del Guerrillero Heroico, logrando resultados productivos, de calidad y de eficacia que la colocan en la preferente de sus clientes.

La fábrica es el coraxón de la comunidad de Río Seco. Fotos del autor.

Tamaris Santiesteban Ramírez, la joven directora de esta entidad, explicó que en medio de las circunstancias actuales se vienen desarrollando transformaciones, buscando nuevas líneas productivas y mercados, pero sobre todo calidad para poder atraer más clientes, y por lógica, mayores ganancias.

“Cumplimos en unidades físicas a más del 106 por ciento de lo programado hasta la fecha; con los nuevos cambios de precios estamos por debajo en valores, pero laboramos para que al final de año cumplir todos con índices económicos”, indicó Taymaris.

Señaló la administrativa los intercambios que hoy se sostienen con las instalaciones turísticas para conocer sus demandas y explotar ese mercado, con solicitudes de distintos productos y en diferentes formatos, que van desde los jugos, conservas y encurtidos hasta las frutas en almíbar, en los cuales pueden incursionar con éxito. Todo eso sin descuidar los suministros a los consumidores del territorio y las ventas a la población, la cual debe también crecer, subraya Tamaris.

La entrada de la “Jesús Menéndez” la preside la imagen del Guerrillero Heroico y una tarja que perpetúa su visita. Es una gran familia, unida, laboriosa y entregada a cada misión, como nos dice Damarys Santiesteban Ramírez, tecnóloga de la industria con más de 20 años de labor, la cual afirma que ese sitio es la razón de ser de esa comunidad, parte de la vida misma del lugar.

Por su parte, Raúl González Hernández, con 35 años de labor allí, expone sobre el sentido de pertenencia del colectivo, de la voluntad y el sacrificio en cada etapa de trabajo; recuerda los tiempos en que se producían alrededor de 30 toneladas de aceite esencial de limón para la exportación, y los nuevos tiempos, donde se labora en nuevas líneas productivas que cada día ganan en calidad y preferencia de la población.

La fábrica tiene muchos nombres propios, como los de Ana, Pedro y otros tantos, héroes y heroínas anónimos que se multiplican día a día en esfuerzos, porque ahora está en pleno apogeo la cosecha del mango y tiene muchos proveedores, pertenecientes a cooperativas de todo el municipio y más allá, quienes descargan constantemente sus productos en una industria que constituye un digno ejemplo de trabajo y eficiencia, como lo pidiera en su visita allí el Guerrillero Heroico, Ernesto Che Guevara.

[ABTM id=2470]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “Hasta la eficiencia, siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 3 =