Read Time:1 Minute, 58 Second

Los tres mosqueteros o los tres Villalobos podría ser el nombre de este trío de jóvenes naturales del barrio de Calabaza 22, en el nororiental municipio de Banes, en la provincia de Holguín, los cuales se dedican a la ganadería, la cual llevan en la sangre.

Yoelbis Cortina, Reineir González y Yoelkis Rodriguez son los nombres verdaderos de estos muchachos que no llegan a los 30 años de edad, y de los cuales ya más de la mitad de ella han dedicado a andar detrás de las reses.

“Desde niño los tres estamos montado en los caballos, arreando y pastoreando vacas. Ese es prácticamente nuestro juego de infancia”, afirma Reinier, quien con su sombrero negro parece un cowboy del oeste, pero sabe todos los secretos de la ganadería, porque la vive con una pasión infinita, como sus otros dos hermanos de andanzas.

Peones de la Cooperativa de Créditos y Servicios (ganadera) “Conrado Benítez”, estos tres jóvenes se levantan desde madrugada y terminan sus jornadas de trabajo al anochecer, luego de resguardar en las corraletas a las reses, en una entidad que logra muy buenos resultados productivos, lo que incentiva al trabajo.

“Aquí el trabajo es fuerte y no tiene días de descanso ni feriados, las reses tienen que comer y tomar agua todos los días, hay que atenderlas bien para que rindan, como sucede aquí”, expresa Yoelbis, quien asegura que a esto hay que ponerle corazón y mucha dedicación.

La cooperativa ganadera “Conrado Benítez”, de Calabazas 22, con un patrimonio de más de 300 reses, sobrecumple hoy las producciones de leche y carne y logra rendimientos de cuatro litros por vacas en ordeño. Parte de esos logros también les pertenecen a estos muchachos que desafían el fuerte sol del verano, el polvo y el duro ambiente rural para cuidar de estos animales.

“Yo amo este trabajo, lo llevo en la sangre desde que estaba en el vientre de mi mamá”, refiere Yoelkis, quien dice dedicarles melodías a las vacas como para enamóralas y produzcan más, recalca este vaquero que monta en su caballo y va por el trillo cantando rancheras con una alegría inmensa.

Yoelbis, Reineir y Yoelkis son buenos ejemplos de trabajo, entrega y amor, tres baluartes de una juventud empeñada y voluntariosa que sabe por qué camino se anda mejor y donde está el verdadero deber de estos tiempos.

[ABTM id=2470]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × tres =