Read Time:3 Minute, 17 Second

Allá en el palmar, en un bajío fértil y hermoso, tiene su finca Maikel Pupo, un campesino de la zona de Cañadón, que canta como si quisiera enamorar con sus melodías a las plantas que cultiva con tanta pasión.

“Esto es parte esencial de mi vida, es la herencia de mis bisabuelos, aquí crecí, me empiné y tengo mis más grandes amores”, confiesa este campesino cuya finca es de Referencia Nacional por sus resultados productivos, el uso de las técnicas agro-ecológicas y el empleo efectivo de la ciencia y la técnica.

En lo que va del 2019, y como saludo al Día del campesino, este 17 de mayo, este agricultor, perteneciente a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) “Sabino Pupo”, tiene entregadas a Acopio y al turismo más de 400 quintales de diferentes productos, entre ellos, calabaza, melón, plátano, pimiento, maiz, pepino, además de comercializar ganado ovino-caprino.

Licenciado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Maikel tomó las riendas de la finca hace unos dos años ante la enfermedad de su papá, y también se dio a la tarea de organizar la cooperativa cuyos resultados habían decrecido abismalmente por el alto grado de desorganización y desmotivación de sus asociados.

“Hace un tiempo la cooperativa en un mes prácticamente no llegaba a 40 quintales de entrega , hoy estamos rebasando los 200 semanalmente, y aún nos quedan muchas reservas”, expresa Maikel, quien agrega que recuperaron los convenios con el turismo, que además de aportarle un nuevo mercado le ayuda mucho financieramente.

Por un trillo estrecho, en la que cantan los totíes y alzan, de vez en vez, el vuelo las garzas, se llega a la finca de Maikel, donde la primera que te recibe es su madre, Migdalia González Claro, campesina banense reconocida entre las 20 mujeres líderes del campo en el Cuarto Encuentro Internacional de Agroecología, celebrado en Güines, actual provincia de Mayabeque, en el año 2005, por sus experiencias presentadas en el encurtido de productos agrícolas, actividad que aún realiza con mucho amor.

Su padre, Leonides Pupo Cruz, tiene ya 85 años y se regocija de los éxitos de su hijo, obra inculcada durante muchos años y que son como el resumen de toda su lucha en el campo desde la niñez, obrando en la tierra, de la que reitera es la madre de todas las fortunas.

“Tenemos muchos propósitos para este año, entre ellos, seguir fomentando los cultivos de ciclos cortos, como la yuca y el boniato, recuperar plantaciones de plátano, aumentar tanto las entregas a acopio como al turismo, trabajar en la crianza de cerdos, fortalecer el ganado ovino y ampliar las áreas dedicadas a los pastos y forrajes para garantizar el alimento animal”, dice Maikel, quien reitera que la fuerza del campesinado está en su historia, pero también en la capacidad de quienes lo dirigen de acompañarlos, atenderlos y preocuparse por sus problemas.

“Hay que trabajar, en la actualidad estamos sembrando plantas protéicas. No podemos quedarnos con los brazos cruzados ante la escasez de pienso. Queremos crecer con la moringa, llevándola como poste vivo primero y luego incrementándola, por sus beneficios nutritivos”, agregó el productor, quien tiene programado incrementar la masa ganadera y mejorarla con nuevas crías. g

En cada palabra suya hay un magisterio, una vocación y un sentido de la responsabilidad que se traduce en ese día a día, cuando se levanta en las madrugadas para acompañar el cantío del gallo en el patio y empaparse los pantalones de rocío, logrando resultados en la tierra que lo ubican entre uno de los mejores productores del municipio de Banes.

“Soy guajiro y muy orgulloso de serlo. Me enamoré de la tierra, como uno se enamora de una mujer, ella te da los frutos, el sustento, la satisfacción del trabajo y la vida”, recalca este campesino banense, que en su finca de Cañadón, en el holguinero municipio de Banes, tiene excelentes prácticas que mostrar y un camino que mostrar.

[ABTM id=2470]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − dos =