Read Time:1 Minute, 51 Second

“Hay instantes que son muy importantes en la vida de los pueblos; hay minutos que son extraordinarios, y un minuto como ese, es este minuto trágico y amargo que estamos viviendo en el día de hoy”, decía Fidel ante el pueblo cubano cuando este lloraba a sus hijos muertos por el criminal sabotaje del buque La Coubre, el 4 de marzo de 1960.

Han transcurrido 61 años y el grito está ahí, como un monumento de resistencia y gallardía, pegado a la tierra, navegando en los mares, viajando por el aire, metido en cada corazón y en el alma de un pueblo que juró ser libre o mártir en la pelea contra quienes nos quieren convertir en esclavos o súbditos de ellos.

Una consiga que significa, más que palabras enardecidas en un momento secular de la historia nuestra, la voluntad de un pueblo que juró de rodillas ante sus mártires sagrados que ya no habría rendición ni sumisión.

Aquel grito estalló de la garganta sublime de Fidel, y se convirtió en himno de un pueblo que defendió con hidalguía su libertad en las arenas de Playa Girón, en el Escambray y la Crisis de Octubre.

Un pueblo que peleó y sigue peleando frente a enemigos poderosos y traidores, que alza con esplendor el internacionalismo proletario y cuyos hijos siguen brindando ante el mundo un gesto de amor y vocación humanista.

Una nación que resiste y vence a las adversidades, que se multiplica y progresa como gigante, ante los nuevos retos que nos impone la vida.

Crece entonces el compromiso individual con aquello que es, a la vez, de todos, y el deseo de defenderlo se convierte en herencia, en tradición, porque ese manto que nos abraza y dignifica se llama Patria, nuestra Patria, y la historia de los lazos que nos unen a ella habla de reciprocidad, porque tanto ha sido lo que hemos entregado como lo que ella nos ha devuelto.

Es precisamente ahí, en ese espacio íntimo de diálogo con la conciencia propia, en la definición de aquello a lo que no estamos dispuestos a renunciar, donde se erige nuestro ¡Patria o Muerte!, que sigue siendo un digno estandarte de este pueblo enérgico y viril.

[ABTM id=2470]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 19 =