Read Time:2 Minute, 54 Second

Rendimientos cañeros por encima de las 60 toneladas por hectáreas, utilidades que superan el millón 400 mil pesos en la última zafra azucarera y un sostenido aumento de áreas y producciones en los cultivos varios es parte de la carta de presentación de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) “Jesús Menéndez”, de Feria Cinco, en el oriental municipio de Banes.

“Nuestro cultivo principal es la caña y hacia ahí dirigimos nuestros principales esfuerzos y recursos, ahora potenciados con los beneficios del riego en un grupo importante de áreas”, expresa Eusebio Sigarate, presidente de esta entidad.

Eusebio Sigarate. Fotos del autor.

Explica Sigarate que la aspiración es llegar a las 90 toneladas en la próxima contienda azucarera e incorporar nuevos campos al riego, lo que permitirá, junto a las atenciones culturales de las plantaciones, significativos incrementos de materias primas al ingenio Fernando de Dios, de Tacajó, en el municipio de Banes.

Campos limpios, con cañas robustas y totalmente verdes se observan en un horizonte, donde el agua del canal Nipe-Deleyte beneficia hoy cerca de 100 hectáreas, en un programa que va por más gracias a los proyectos del trasvase Este-Oeste.

Pero la “Jesús Menéndez” no es solo producción de caña; actualmente, los programas de desarrollo de los cultivos varios, la ganadería vacuna, porcina, ovina y de los granos se expande gracias a la voluntad de un colectivo que tiene como compromiso aportar al autoabastecimiento territorial, particularmente a los consejos populares de Feria Cinco, Deleyte y a la cabecera municipal.

En proyectos inmediatos están la construcción de una vaquería moderna, una nave para el desarrollo porcino y seguir fomentando las siembras de plátano bajo riego, el arroz, los frijoles y el maíz, cultivos que ya este año muestran crecimientos importantes.

Gibson Pérez Santisteban, delegado del Poder Popular de Feria Cinco, donde está ubicada la UBPC, destaca el enorme aporte de esta unidad agrícola a la distribución de alimentos en la zona y al desarrollo de otras importantes tareas.

“La cooperativa es la madrina de la gente de por aquí, no hay obra o misión que se necesite donde no esté su mano y voluntad, cada día crecemos más en los percápitas de viandas, granos y hortalizas y, además, junto a la Conrado Benítez, de Calabaza 22, logra cubrir la entrega de leche a las bodegas de la zona”, señala el delegado.

Junto al esfuerzo, la recompensa a los trabajadores, hombres y mujeres que muchas veces dedican más de 12 horas diarias a las duras labores del campo, siempre con la voluntad, los deseos y el compromiso de que todo vaya en progreso por el bien propio y del país. Por eso, hoy el salario promedio de los obreros rebasa los mil pesos y cada año va en aumento el dividendo, que en el pasado 2018 estuvo alrededor del medio millón de pesos, mientras alimentación es mejor y variada, al igual que todo lo relacionado con la atención a la fuerza laboral.  

El trabajo va dignificando al hombre que se sacrifica y aporta, le va dando los bienes y satisfacciones que necesita para vivir mejor a medida que su propio sacrificio tiene un fruto, no solo individual, sino también colectivo, por el desarrollo y la prosperidad de un país que hoy apuesta por ejemplos multiplicados como los de la Unidad Básica de Producción Cañera “Jesús Menéndez”, de Feria Cinco, una luz que todos los días sale por el oeste del holguinero municipio de Banes.

[ABTM id=2470]

.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + uno =