Read Time:2 Minute, 27 Second

Las mini-industrias, una opción para el aprovechamiento de las producciones locales, constituyen pieza clave en la economía de muchos territorios, sobre todo en la actualidad, cuando el ahorro y la eficiencia revisten especial significación.

Bajo las premisas de hacer más con menos y satisfacer necesidades básicas de la población, las minindustrias transitan el camino hacia una economía sostenible. Sin embargo, ven limitado su desarrollo por problemas como la insuficiente producción y el difícil acceso a los insumos.

En Banes, en la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) “Regino Guerrero”, de Los Ángeles, comienza a florecer una de estas instalaciones que contiene el sabor del trabajo y el empeño de hombres y mujeres que poco a poco viene cultivando sus resultados.

“Esta fue una idea del presidente de la Cooperativa, Alexei Ronda, para mejorar nuestra economía y prestar servicios al pueblo”, refiere Bernardo Simón Martinez, comercial de este establecimiento, quien agrega que “es un sueño hecho realidad, al que se suman cada día más personas, porque aquí recibimos productos tanto de nuestros usufructuarios como de patios y parcelas de la comunidad”.

En plena labor de procesamiento encontramos al pequeño colectivo, compuesto por dos mujeres y tres hombres que ya vienen ganando un prestigio en el municipio de Banes, donde expenden sus productos, cuyos surtidos crecen a la medida que la agricultura apoya más.

“Aquí encontré por primera vez empleo, aquí tengo a un colectivo que es como mi familia, llegamos temprano y no perdemos tiempo para lograr la mayor eficiencia y productividad porque la cooperativa y el país lo necesita”, refiere Rosalba Ramirez González, quien pondera el nivel de exigencia dentro del grupo, así como los resultados que vienen alcanzándose a base de mucho sacrificio, “porque aquí lo importante es aportar a la alimentación del pueblo”, recalca.

Esta mini-industria, que elabora varios encurtidos, principalmente de pimiento, col y pepino, pastas de ajo, salsas y puré de tomate, mermeladas de frutas y trozos de frutabomba, proyecta hacia el futuro no solo ampliar las ofertas, sino también perfeccionar la calidad de lo que se hace, para comercializarlo no solo en el municipio de Banes, sino en toda la provincia.

“Estamos en proceso de crecimiento y vamos por más”, sentenció el presidente de la Cooperativa, Alexei Ronda, quien es un convencido y entusiasta impulsor de esta idea que muestra un camino en este tipo de producciones que favorecen el programa de soberanía alimentaria y muestra parte de las potencialidades que tienen las comunidades de autoabastecerse y aportar.

“Nosotros les ayudamos a poner sazón a la cocina”, dice con una expresión de satisfacción Darcy Morales Pérez, quien, con mucha habilidad, corta y selecciona vegetales y hortaliza mientas esboza una sonrisa de felicidad. Similar se expresa Diosdado Ronda Velázquez, un jubilado que a los 76 años dejó la casa para venir aportar a este proyecto que crece con el alma de la gente que la hace andar por buenos caminos.

[ABTM id=2470]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 4 =