Read Time:1 Minute, 29 Second

La conjunción de dos maneras de reflejar el mundo, de aprendeherlo, es el pretexto. Las imágenes captadas por el lente de las periodista Arletis Saragoza Expósito van acompañadas de versos del poeta y ensayista banense Remigio Ricardo Pavón, seleccionados por el periodista Antonio Raúl Oliva Leyva. El resultado de esta singular unión es difícil de predecir, pero así como hay imágenes que valen por mil palabras, también hay palabras capaces de evocar infinitud de imágenes.

Decir esta ciudad no está en los mapas es una forma melodramática de nombrar su soledad y la mía
Qué decir de una ciudad que nadie ha visto ni soñado. / Una ciudad que flota y desaparece como una isla / Bajo el diluvio de la noche
Palmeada por el viento. Hecha de silencio y lentitud. Nadie sabe de los antiguos planos Ni de su posible destino
En las calles la gente empina sus egos en los cristales
La añoranza es su himno y su código invisible
Hay una ciudad que me desordena con lisonjas y sacrificios
La dejo disentir de sí misma y me abstengo, sé que puedo convertirme en un testigo dudoso, una pésima señal
Solidario con los que pueblan mi sueño, no quisiera desmentir su adversa terminología, sería una imprudencia refutar su cáscara académica
Justifico una alucinación sin árbitro y me declaro incapaz de presentar lo banal con la apariencia de lo profundo
Su egolatría me sitúa ante una nueva revelación: perderme en sus calles es mi aprensizaje
Habituada a segregar adversión, no admite el fluido de lo particular
Con perspicacia sabe muy bien cómo disolver y recomponer su origen

Los versos utilizados forman parte del poemario Las horas insalubres (Letra Abierta, 2016), del poeta y crítico de arte y literatura banense Remigio Ricardo Pavón.

[ABTM id=2498]

[ABTM id=2191]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete − 1 =