Read Time:1 Minute, 3 Second

Te conocí de la mano de mi madre, con esos ojos de brillo cuando decía tu nombre. Miraba atónita aquel pelo bailando al viento, siguiendo el ritmo enloquecido de tus pies. Blanco y azul al pecho, sonrisa enorme y pícara como pocas. Un Dios del Fútbol.

Lea aquí crónica sobre Maradonna https://hernancasciari.com/blog/10_6_segundos

Siempre he dicho que el fútbol vino a salvarnos la vida a los que lo amamos. Diego fue artífice de muchos salvamentos. Cómo describirlo ahora, cuando el mundo llora sobre nuestras cabezas y llueve dentro de los corazones. Se nos fue el Pelusa. La leyenda. La controversia. La magia. La autenticidad. Y da igual si le vas a Argentina o a Brasil. Diego encanta, enamora, fascina. Diego con sus mil defectos, que no pudieron apagarnos todas sus virtudes. Diego con sus tatuajes que recitaban credos. Diego y los cientos de niños que se llaman Diego Armando.

Vea aquí un video sobre el llamado Gol del Siglo:https://www.facebook.com/diegomaradona/videos/1325896400909556/

Ayer tuve que decirle a mamá que te habías ido. Y descubrí en sus ojos la misma luz. El 2020 nos ha dado duro. Pero tú eres la luz de ese fútbol que siempre nos salva.

[ABTM id=2415]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “Adiós, Diego, y gracias por tu luz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − 16 =