Read Time:1 Minute, 41 Second

Cuentan que llovía sobre los campos cubanos aquel 10 de octubre. Cuentan que el Sol salió tímido, como conmovido por tanta grandeza. Cuentan que la bandera de Céspedes estaba confeccionada con parte del manto de la Virgen del Cobre que poseía el patriota, y aún, en la Basílica que atesora la imagen de la Patrona de Cuba, se guarda la pintura que inmortaliza al Padre de la Patria ofreciendo su estandarte ante el altar, pidiendo por la victoria de las tropas cubanas. “Virgen mambisa” es desde entonces la Cachita cariñosa que habita el imaginario cubano, de la misma manera que lo habita aquella mañana en el ingenio La Demajagua. Mañana de luz eterna que aún no se borra de Oriente, y dicen los que saben que cada madrugada se reedita el enigma poderoso que nos hizo cubanos.

El 10 de octubre de 1868, Carlos Manuel de Céspedes inició nuestras lucha armada por la independencia.

Porque antes de ese día, sólo criollos éramos. Criollos rabiosos con ganas de más, ansiosos por crecerse en la maraña colonial, ahogados por una represión sin límites que iba en contra de su misma genética. El cubano nació para la libertad de pajarillo suelto a la vera del monte, para galopar con furia sobre ciclones caribeños, para descender de lo alto del Turquino convertido en el rocío que baña los helechos arborescentes que pueblan la Sierra Maestra. No para morder el polvo en silencio, no para el yugo humillante.

Ruinas del Central La Demajagua, perteneciente a Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, localizadas en el Museo Parque Nacional del mismo nombre en el municipio Manzanillo. Fotos tomadas de Internet.

Cubanos fuimos y somos desde entonces, desde la alborada redentora alrededor del jagüey. Ese ingenio en ruinas es mucho más que un recuerdo. Es la memoria viva de la historia que renace, la sangre nuestra que regó nuestros campos y que solo a nosotros nos compete salvar. Sueños y esperanzas de entonces que hoy son realidades.

[ABTM id=2415]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − 11 =