Read Time:1 Minute, 34 Second

Porque eres más que son y cuerpo de mulata, más que Havana Club y humo de tabaco, yo te amo. Porque te escondes bajo las uñas y palpitas en la sangre. Por todo lo que te conozco, y los miles de santos y señas que cada día te descubro. Por tu sonrisa de girasoles y salitre, yo te amo.

Yo te amo, como te aman millones en el mundo que no consiguen darte la espalda. Con la ilusión de un pequeño que muerde un mango por primera vez, y se embriaga de dulzura, y el Sol parece que brilla aún más alto. Con la adrenalina del muchacho en patines que perturba la quietud de años del parque de los laureles. Con el insomnio del pescador y la frialdad de la luna llena alumbrando la red.

Yo te amo por el calor que desprenden los tambores, por la música de Caturla, por Lecuona enamorado, por la voz desgarradora de la Fredy, por la cintura bamboleante y el grand jeté. Por el jaque mate de Capablanca y el remate de las morenas del Caribe, por Juantorena con el corazón y las lágrimas de Ana Fidelia.

Te amo con todos tus miedos, con todas tus lujurias, con todas tus mentiras y todas tus verdades, te amo porque sufres y porque ríes, porque eres el wushu, las castañuelas, el mapén y el perejil, el cuento del abuelo y el sueño del más joven. Porque nadie te conoce, nadie te supera, nadie te sobrepasa, nadie te abarca.

Te amo con tus olvidos. Con tus esperanzas. Te amo con tu lluvia y con tu mediodía. Yo te amo simplemente, con la simplicidad honda de los niños y la simplicidad profunda de las madres.

Te amo porque eres miles y una. Te amo porque eres mía y yo tuya. Te amo porque miel es oñí y tabaco nsunga. Sólo porque existes.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + diez =