Read Time:6 Minute, 0 Second

María Eugenia Quesada es una mujer fuerte. Risueña, cariñosa, y además muy fuerte. Solo así ha podido enfrentar los muchos retos que la vida le ha impuesto. Delegada de la circunscripción 88 del consejo popular Nicaragua desde hace ya varios años, se ha vuelto especialista en eso de tomarle la temperatura al barrio, conocer hasta los tuétanos a su gente. Con ellos ha enfrentado ciclones, recuperado viviendas, creado y apoyado proyectos comunitarios. Desde el reparto Mariana Grajales, más conocido como La Güira, antes de los antillanos, hoy de todos, ella se divide en mil cada jornada, y ha enfrentado procesos complejos. Pero quizás ninguno con la magnitud con  que este afecta al mundo entero.

“La lucha contra la covid-19 desde el principio ha sido compleja. Es imprescindible que la gente coopere, que se concientize. Yo les hablo fuerte, a veces hasta me molesto cuando no quieren entender las medidas que se toman por el bien de todos. Hay que entender que es mucho tiempo enfrentando esta enfermedad y que las condiciones se complejizan por día. Por eso mismo no podemos cansarnos”.

Y no se cansa. A las 10 de la noche, mucho después de la restricción de movimiento que hoy rige los días en Banes, María Eugenia recorre su demarcación y habla con los muchachos que no entienden la necesidad del aislamiento, con las familias que no se concientizan, explica una decisión aquí, recepciona una inquietud allá. Regresa a casa cansada, y con una carga enorme sobre los hombros. Pero por suerte, ya no está sola.

“Del puesto de dirección esperamos lo mejor. Ya veníamos trabajando de una manera muy semejante, ahora completamos la organización y todos los factores que se han incorporado profundizan el trabajo. Es una sabia decisión”.

Enfrentamiento a la covid-19 en Banes. Fotos: Carlos Manuel Rojas Véliz.

Los puestos de dirección en los consejos populares atraviesan su primera semana de creación en Banes, y la experiencia ya ofrece resultados positivos. En los encuentros, diarios por la complejidad epidemiológica del territorio, con una cantidad creciente de casos confirmados, e incluso de fallecidos, se ven las caras bien de cerca factores clave en la comunidad.

“La idea es que los delegados de circunscripción realicen su labor de conjunto con el grupo comunitario, conformado con los factores como las organizaciones de masas, los líderes naturales de los barrios, de la mano con el Consultorio del Médico y la Enfermera de la Familia, de donde tendrán datos precisos sobre cómo se comporta la covid, dónde están los casos confirmados y sus contactos, qué características tienen los protocolos. Su deber es apoyar el trabajo, buscar soluciones en la propia localidad para, por ejemplo,  la atención a los aislados, apelando a la solidaridad que nos caracteriza”, explica Hernán Ochoa González, vicepresidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular.

Ochoa González nos explica igualmente que “exigir por el cumplimiento a cabalidad de las pesquiza, la atención oportuna y la orientación al pueblo por parte de los trabajadores de la salud es una de las aristas del trabajo en la base, como lo es también exigir por el respeto a las medidas adoptadas por cada uno de los electores y sus familiares”.

El trabajo de los puestos de dirección es coordinado por un grupo más amplio a nivel de consejo popular, donde se reúnen además de los delegados, los representantes de las organizaciones políticas y de masas vinculados directamente a la labor en las circunscripciones, e incluso los administrativos de las entidades enclavada en la demarcación.

Vicente Torres Díaz es el presidente del consejo popular Nicaragua, y lidera el puesto de dirección del mismo. “Ya vemos resultados. Aunque nuestros delegados trabajaban bien cerca de los grupos comunitarios, esta decisión ha estructurado las iniciativas y las complementa. La presencia de los jefes de organismo es muy importante, implica a todos en la solución de los problemas de la comunidad. Los primero que hicimos fue un trabajo voluntario en saludo al 13 de agosto, protagonizado por los trabajadores de la empresa Umbrales, situada en nuestra demarcación, a quienes nos unimos los delegados, los funcionarios de la CTC y el Partido, para sanear las áreas aledañas a la policlínica “César Fornet Frutos”. Es aunar fuerzas en pos de un objetivo común”.

Tener al consejo popular como centro de los esfuerzos garantiza la solución ágil de los problemas que puedan presentarse, pero implica compromiso y celeridad a la hora de tomar decisiones. Así lo expresó en el primer encuentro de esta estructura, Darvis Iglesias, director de la empresa Umbrales, quien insistió en la responsabilidad de todos de tomar medidas enérgicas para frenar el contagio. “De nosotros depende el traslado de los enfermos a los centros de salud, y garantizar el aislamiento de los que queden en casa. Aquí estamos para actuar, para solucionar los problemas”.

Y sí que quedan problemas por resolver que facilitan la dispersión del virus en esta demarcación y en muchas otras del territorio banense, la mayoría de ellos a raíz de la poca percepción del riesgo de la población, acrecentada por las largas colas para alimentos o medicamentos, productos de las tiendas MLC o cualquier otra razón. Todo esto, combinado con las nuevas variantes del Sars-Cov-2, trae como resultado el aumento de los contagios en Banes en los últimos días. El peligro aumenta. El trabajo también.

Oscar Pupo Almaguer, delegado de la circunscripción 97 de este consejo popular, sabe al dedillo en qué casa están sus enfermos de covid, quién de siente mal, quién dio positivo ayer en la tarde. “Tenemos una estrecha vinculación con los consultorios de nuestra circunscripción, y colaboramos además con el trabajo preventivo que ahora es muy necesario. Cada día hablamos con los niños, con los ancianos, con la familia, explicando cuantas veces sea necesario la importancia del aislamiento, de mantener la distancia, de no exponer a los adultos mayores. Es allí donde se gana la batalla”.

Que la primera trinchera contra la covid-19 se ha trasladado de los grandes centros hospitalarios a la intimidad del hogar es también la opinión del doctor Nelson Santiesteban Rosas, director municipal de Salud Pública. Él personalmente ha intercambiado con los delegados de los consejos populares que atraviesan una situación más comprometida. “Este es un tema de la familia y de la comunidad, no solo del Gobierno, no solo del sistema de salud. El alcance de la enfermedad se ha incrementado en las últimas semanas y ya varias familias banenses lamentan el fallecimiento de algunos de sus integrantes. La situación del país es compleja y el municipio no escapa a esta realidad. La familia debe protegerse, exigir la protección de todos sus miembros, la comunidad debe exigir el cumplimiento del aislamiento, esta es una tarea de todos. Por eso es indispensable que el control epidemiológico quede en manos de los consejos populares y la dirección de las circunscripciones, donde se puede accionar para la atención a los contagiados, y la prevención de quienes allí conviven”.

Tarea de gigante tiene Cuba ante un enemigo invisible que intenta detener la marcha de la historia en todo el mundo. Como la máxima martiana, se podrá vencerlo: en cuadro apretado, como la plata en la raíces de los Andes.

[ABTM id=2415]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 4 =