Read Time:1 Minute, 56 Second

Nueva normalidad es uno de los conceptos a los que los cubanos y cubanas de hoy debemos adaptarnos. Este es el nombre que se le otorgó a la vida después de la covid-19. Nadie esperaba que en nuestro tiempo de vida una pandemia azotara al mundo y cobrara millones de vidas, hiciera colapsar sistemas de salud y contrajera las economías a nivel global. Mucho menos esperábamos que la vida nos cambiara de manera indefinida.

Recuerdo que en los primeros meses afirmábamos: “cuando todo pase nos daremos abrazos, besos, haremos fiestas multitudinarias…”, pero el tiempo ha pasado y la enfermedad nos ha probado que, aunque puede controlarse, es una amenaza constante que nos cambió. Y ahí entra la famosa nueva normalidad. Una normalidad, que ya no es la de antes. Sazonada con nasobucos, con olor a hipoclorito, con revisiones del estado de salud en las escuelas y los centros laborales. Con seguimiento a las noticias, con limpieza de superficies, con un curso escolar que inicia en noviembre, con la Universidad empezando en febrero. Y con muchos otros cambios que llegaron para quedarse y que nos harán asumir la vida de una manera distinta.

Nos exige acostumbrarnos. Nos exige adaptarnos a cambios que para muchos son difíciles, quizás para los más jóvenes no lo sean tanto. Pero lo importante es que en “zafarrancho de combate” todo el tiempo, no podíamos seguir. Regresar al funcionamiento normal de la economía y la sociedad, y también, por qué no decirlo, a una normalidad psicológica, que nos brinde la seguridad y la estabilidad emocional para asumir las medidas de protección y conjugarlas con nuestro desempeño diario es indispensable para Cuba.

El regreso de los estudiantes a los centros escolares de todas las enseñanzas, la puesta en marcha de renglones definitorios de la economía y la adaptación a un código de conducta nuevo, que va a marcar nuestra vida por bastante tiempo, son algunos de los rasgos de una nueva normalidad que debemos ver como una oportunidad para comenzar otra vez, para ser mucho mejores y buscar mejores resultados en lo personal, en lo laboral, en lo familiar, en la sociedad toda, que debe unir fuerzas para salir adelante, como hace muy poco tiempo lo hicimos para capear el temporal.

Nueva normalidad que significa comenzar otra vez, para mejor.

[ABTM id=2415]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete + 16 =