Read Time:3 Minute, 12 Second

Estudiantes de cuarto grado de la escuela primaria José Tey, de esta ciudad, durante la despedida a su maestra, la cual se tuvo que trasladar a La Habana. Fotos: Raúl Oliva.

La jornada del educador llega con fuerza a las aulas banenses como un momento esperado por profesores, alumnos y también por la familia. Más allá de las fiestas y los regalos, se busca resaltar la importancia de la labor de maestros y profesores, así como del personal que hace funcionar las instituciones educativas.

JUGANDO A LA ESCUELITA

“Nuestro círculo infantil tiene muchas actividades planificadas para esta Jornada,” explica Lisbet Riverón Cuenca, secretaria de la sección sindical del círculo infantil “Solecito”. “Vamos a hacer intercambios de regalos, visitas a jubiladas de nuestra institución, el homenaje a las educadoras de más edad y de mejores resultados. Yo me gradué hace muy poco, y disfruto mucho esta etapa del curso, porque tratamos de que todas las trabajadoras del centro se sientan reconocidas por el trabajo que hacen.”

“Y claro está, el trabajo con los niños es constante. Hacemos actividades referidas a las efemérides y ellos nos sorprenden describiendo a las seños, recitando poesías y canciones. Trabajamos en el juego de roles con la escuelita y son muchos los que quieren ser maestros, o educadoras de círculos infantiles. Eso nos da la medida de que nuestra labor les llega a ellos, que son pequeños, pero entienden nuestro sacrificio y entrega”.

LA HORA DE LOS MONITORES

La escuela primaria Máximo Gómez Báez es de esas escondidas en el barrio, quizás por eso se diluye en ella hasta dónde llega el centro escolar y hasta dónde la comunidad. Mucha importancia tienen los vecinos, en su mayoría padres de los alumnos, en el proceso docente. No es de extrañar entonces que asuman también el agasajo a los educadores.

Matutinos especiales, reconocimientos a los mejores docentes y miembros del personal de apoyo, así como encuentros con la comunidad, marcarán la jornada, según Yamilka Durand, secretaria de la sección sindical. Sin embargo, el momento más esperado por los estudiantes es el día del monitor. Es entonces cuando los niños y niñas de la Máximo Gómez verán a sus compañeros convertirse en educadores en pequeño, impartiendo una clase elaborada a cuatro manos por ellos y los profes de las diferentes asignaturas, como una buena pieza musical. Una mirada indiscreta a lo que pudiera ser el futuro de las aulas.

FIDELISTAS Y MARTIANOS

“Es la obra de Martí y Fidel la que marca esta jornada, el hilo conductor para todas las enseñanzas a la hora de tocar el tema en la docencia.” Así se expresa Luis Pérez Drigs, metodólogo de la enseñanza técnico profesional en Banes. Las actividades también llegan a los centros educacionales de la ETP, el centro mixto Diez de Octubre, el Politécnico José Martí y la Escuela de Oficios. “Honrar a los educadores en todos los escenarios posibles y promover la formación vocacional, aprovechando la jornada, son las acciones más importantes.  Cada consejo de dirección, de conjunto con los claustros y los consejos de escuela, han planificado sus encuentros según sus intereses y características. Pero la presencia de Fidel y Martí desde su estatura de educadores principales del pueblo cubano no falta en el tratamiento de las efemérides, en los concursos, en las sociedades científicas, todo el tiempo están a la cabeza de la educación cubana.

LA VERDADERA MARAVILLA

Entre pequeños de sólo cinco años anda, como abeja entre flores, Bárbara Caneyes, graduada de la escuela de educadores de círculos infantiles Lucía Iñiguez Landín, hace ya bastante tiempo. “Para mí el mejor regalo es el cariño de los niños y la familia. A veces eso se ha perdido, y no hay nada que reconforte más que un beso, un “felicidades, seño“, un dibujo. Esa es la verdadera maravilla del día del educador”.

[ABTM id=2415]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 3 =