Read Time:2 Minute, 11 Second

“Mi hija no puede ser menos que nadie en la escuela, y si otros padres lo hacen, ¿por qué yo no?”. Así decía una vecina en esos días donde hay pruebas, seminarios y trabajos independientes a propósito de la “ayuda” que le daba a su hija adolescente cuando le redactaba e imprimía, en la computadora de su trabajo, las respuestas de una tarea escolar.

Muchos de esos trabajos redactados por padres, madres, hermanos o tíos con acceso a Internet casi nunca poseen el vocabulario de niños o adolescentes, por mucho nivel cultural que posean. Algunos están llenos de conceptos científicos, más cercanos a los de un estudiante universitario que los escritos por una adolescente en secundaria básica.

Lo peor de todo es que ahí no se terminan las historias. Después estas sacrificadas familias gritan a los cuatro vientos las notas de sus hijos y uno se queda siempre con la duda ¿de los hijos, o de ellos? O peor, ¿de Wikipedia o Ecured?

En esos momentos me pregunto si los “profes” no sienten el engaño en ese tipo de trabajos, que muchas veces no provienen de sus estudiantes más brillantes.

Es cierto que el apoyo familiar es insustituible para contribuir al aprendizaje y, por supuesto, si un niño no entiende una tarea, o si el contenido es difícil, debe o puede recurrir a los padres, parientes, vecinos o a quien tenga al alcance para ayudarlo a evacuar sus dudas.

Pero una cosa es apoyarlos de manera sabia para que resuelvan sus inquietudes y otra bien distinta es hacerles las tareas o cualquier otro trabajo orientado por los maestros.

Recuerdo mi asombro ante la cantidad de concursos que promovía a Organización de Pioneros José Martí, los cuales debían recogerse en álbumes, y no creo que tuvieran otro destino más allá del aula. Ante mi preocupación, una “profe” me dijo: “es una estrategia para que los niños pasen más tiempo en esa recreación sana que en la calle”. Y yo puse cara de susto, pensé cuánto hemos maltratado el concepto de recreación, en lo saludable que es el juego para los niños y sobre todo en lo padres, que al final debían encargarse de los concursos para que sus hijos no incumplieran con la escuela.

También, me gustaría saber en qué medida ciertos padres pretenden que sus hijos se conviertan en profesionales, técnicos, especialistas en diferentes disciplinas si no fomentan el autoestudio en los pequeños, o no les enseñan la importancia de acudir a libros y textos escolares para hacer sus tareas. ¿Creerán que cortando y pegando de enciclopedias digitales se resuelve el problema?

[ABTM id=2415]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

2 thoughts on “Hacerles la tarea

  1. Your article brought back memories for me. I retired eleven years ago and remember many times marking essays that were obviously above the abilities of the student who submitted them. When confronted the parents often thought they were really helping their child and did not realize the consequences of their actions. Even as a teacher it was sometimes difficult to allow my son and daughter to submit their own work without improvements that I could have made as an adult. I don’t know if it rhymes in Spanish but the parent must be a guide by the side, assist and suggest but not take control of the student’s work.

    Tu artículo me trajo recuerdos. Me retiré hace once años y recuerdo muchas veces marcar ensayos que obviamente estaban por encima de las habilidades del estudiante que los envió. Cuando se enfrentaban, los padres a menudo pensaban que realmente estaban ayudando a su hijo y no se daban cuenta de las consecuencias de sus acciones. Incluso como maestro, a veces era difícil permitir que mi hijo y mi hija presentaran su propio trabajo sin las mejoras que podría haber hecho como adulto. No sé si rima en español, pero los padres deben ser, una guía al lado, ayudar y sugerir pero no tomar el control del trabajo del estudiante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 3 =