Read Time:2 Minute, 5 Second

Para aprender, lo principal es el deseo indetenible de conocer cosas nuevas. Así aprenden los niños, con un entusiasmo enorme por cada gotica de saber que llega a sus vidas. Con los ojos redondos y grandes, con gritos de júbilo; con asombro feliz reciben los colores, las formas, las primeras letras, el nacimiento de las plantas, el crecer de un perrito, el milagro de la lluvia. Instantes que disfruta la familia, que van formando el intelecto de nuestros pequeños.

Pero para estudiar, también hacen falta recursos. Que lo digan las educadoras del círculo infantil, que saben que el juego es la principal actividad formativa de los niños de 0 a 6 años, y que tienen que volverse magas para construir ellas mismas, y también con la ayuda de manos bondadosas, los juguetes que llenarán el mundo infantil.

Que lo digan los maestros de primaria, que tanto necesitan los medios de enseñanza. Pero más aún, cada nivel educativo necesita lápices, libretas, mesas y sillas cómodas, buróes para los maestros, tizas, pizarras de calidad, computadoras, softwares educativos.

Necesitan de locales sólidos y seguros, necesitan de áreas e implementos deportivos. Precisan de laboratorios de física y de química, y de los productos para hacer los experimentos para que los estudiantes vivan el conocimiento, y no solo lo lean o lo escuchen. Necesitan de transporte seguro para los centros internos, de tela para los uniformes, de alimentos variados para los círculos infantiles, los seminternados, las escuelas internas. Muchas de esas cosas se resolverían, o por lo menos serían menos complicadas, si no existiera el Bloqueo económico de Estados Unidos contra nuestro país.

Cuando hablamos de él, nos vienen a la mente los pacientes de enfermedades crónicas, necesitados de medicamentos o procedimientos a los que no se puede acceder, nos viene a la mente la economía, la exportación y la importación. Les propongo que pensemos que lo tenemos en casa, en la mochila del niño, en sus lápices, sus libretas, sus libros, en el esfuerzo de los maestros haciendo derroches de iniciativas para planificar en hojas recicladas, para buscar la bibliografía más actualizada, para acercar a sus niños al universo enorme de la sabiduría.

Cada escuela es una sociedad en pequeño, una sociedad que también enfrenta, a su modo, el Bloqueo.

Pero hay cosas sagradas que no se pueden bloquear, y ahí está, a pesar de todo, el asombro inmenso, los gritos de júbilo, los ojos bien abiertos de nuestros niños cuando comienzan a descubrir el mundo.

[ABTM id=2415]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 + diez =