Read Time:4 Minute, 2 Second

Te parece que Matanzas queda lejos, ¿verdad? Unos cuantos miles de kilómetros hacia el Occidente. Esta casi al otro lado del país para los orientales, con sus puentes, sus historias de poetas… con su guerra en silencio, con sus doctores agotados, con sus miles de enfermos. Toda Cuba y todo el mundo hoy piensa en ese pedacito de Cuba.

Dady Yankee y Paco León hoy sienten lo mismo que Yeny Valdés y X Alfonso. Los transportistas, “privados o estatales”, hoy sólo son cubanos, y ofrecen sus medios gratis para el traslado de medicinas, alimentos. Cualquier ayuda es buena. Nacidos en este país, los de aquí y los de allá, tratan de ayudar de la mejor manera que saben. Pero eso es “allá”, ¿verdad? A miles de kilómetros de aquí. Al otro lado de la Isla mayor.

Tú estás aquí, tranquilo. Caminando el parque Cárdenas, en la cola de La Campana, o de la MLC. Luchando la vida, tras la merienda, el plato fuerte, la leche. En el trabajo, con el reto diario, con los amigos, con la familia. Llegas a casa y reparte besos, a la hora de comer, llamas a gritos al niño que anda mataperreando, como todas las vacaciones. Con los calores que hacen, el nasobuco se te pega a la nariz y te hace sudar más. Tomas un instante para condenar a esos que te dejaron sin playa. Detestas no poder salir de noche, y algunos tragos te tomas con los amigos, porque este estrés te está matando. En tus redes compartiste Matanzas no está sola. Pero eso eso es “allá”, ¿verdad? A miles de kilómetros de aquí. Al otro lado de la Isla. En una pantalla.

Quizás te estás olvidando de mirar otros números. Quizás no notaste que la provincia de Holguín ha llegado a superar los 200 contagiados diarios, y que Banes en 15 días supera los 30. Tal vez no has interiorizado que nuestros positivos a la covid se están atendiendo en el municipio, en el agotamiento de nuestra gente de la salud, en las posibilidades reales de nuestras instituciones, las físicas, no las que con nuestro positivismo quisiéramos que tuvieran.

¿Quién dijo que el colapso institucional es privativo de “allá”, dondequiera que sea eso? ¿Quién dice que no puede pasarnos? Matanzas es una cabecera de provincia y no puede con centenares de casos diarios en su ciudad y en los otros municipio. ¿Crees que nosotros sí?

Ayudar a Matanzas es no enfermarse. Ayudar a Matanzas y a Cuba, es dejar a la Atenas como la única preocupación. Si se colapsa el resto del país, todos esos médicos que voluntariamente se han trasladado hacia allá, faltarán en sus provincias. Nunca son suficientes las manos contra la covid-19. La mejor ayuda que podemos brindar es hacer de la casa refugio seguro, es alejar el contagio, enfrentar la enfermedad con prevención. ¿Qué más da que la gente te diga “insoportable” por no quitarte el nasobuco? Hay personas a las que quiero, que ya no recuerdo sus rostros. Y se lo agradezco. No se que haría si me faltaran.

Claro, para eso tendríamos que mejorar muchas cosas. La comprensión de las medidas, la aplicación de las mismas con efectividad, la disminución de las colas, con otras estrategias de distribución, el acercamiento a la comunidad de los productos, muchos o pocos. La aplicación de verdad del trabajo a distancia, con una concientización de las administraciones y un acompañamiento de los sindicatos. El apoyo incondicional a los trabajadores de la salud, que si lo han pasado mal en este período, que es aún peor. Pero lo principal es que usted sepa que de su vida y la de los suyos cuida usted. Que ningún gobierno tienen responsabilidad con la vida de su pueblo, si este no quiere conservarla. Que de las imágenes duras de los hospitales matanceros, usted pudiera ser el protagonista, o sus hijos, o sus padres ancianos. 

Mi padrino tañe el agogó y le pide a su Obbatalá, mi amiga se arrodilla y ora con toda la fe de su cristianismo protestante, mi abuela mira fijo a su Sagrado Corazón y le pide “por todo el mundo”. Los vecinos se aferran a su Jehová, y los hermanos del Centro Espiritual “Un Sendero de Luz” se afirman en los espíritus que los acompañan. En el cierre del Festival del Caribe quemaron un muñeco para que se lleve la enfermedad. La enfermera de enfrente se despide todos los días y se va al hospital, a curar. Las muchachita de la Federación visitan a sus integrantes más viejitas, los estudiantes de medicina donan sus vacaciones. Cada cual hace lo que puede contra la pandemia. Cada cual da lo que tiene.

Esto no es asunto de allá. Mantente a salvo, y no solo salvas a tu gente. También salvas a Cuba.

[ABTM id=2415]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + dieciseis =