Read Time:1 Minute, 55 Second

“Así la ciudad estuvo poseída por los poetas

Que la caminaban como acariciándole los secretos

                                                       Las calles más íntimas…”

Paco Mir

Un temblor de verso recorre esta ciudad, un estremecimiento. Hay quien dirá que son las mismas calles, las mismas casas, las mismas señales de cualquier otro punto de la Isla, pero Banes vibra ante la poesía. Dicen que el fantasma de los trovadores aún recorre la ciudad, perfumándola con su música, que muy pocos has escuchado, pero que todos adivinan. Es un pueblo nacido para el verso, en versos se levanta, en versos camina, en versos lucha. Por eso mucho de lirismo habita en el alma del banense.

El lugareño puede alejarse, puede fundar otras historias, otras realidades, pero siempre sentirá añoranza de su glorieta. No sabrá bien qué sucede, pero sus ojos se llenarán de luz mientras habla del Monumento a las Madres, del Martí de la Plaza, de las congas de La Güira y Honduras, del faro que despierta al Sol en Punta Lucrecia. Fruncirá el ceño, ofendido, si se le menciona sin respeto al terruño y contará los años de la historia como quien cuenta parte de su vida misma.

Banes en su cotidianidad. Foto: periódico ahora

La ciudad ha crecido con sus hijos, los ha educado, sembrado en ellos mieles de tradición y reconocimiento, los ha hecho ¿distintos?, lo que los lleva a reconocerse allende los mares, fundar colonias, funcionar como cofradía. “¿De qué parte de Banes eres?”, será la contraseña y vendrán sin detenerse nombres, lugares, fiestas, anécdotas, escuelas al campo en Godínez, excursiones al Cañón, pescado frito en Macabí, noches arrebatadas de los carnavales. Será suficiente para vivir un poco de lo que Banes significa, el sentimiento cálido que llamamos hogar.

YA son 111 años de ese bregar por la identidad. Para algunos, momento de reflexión; para otros, solamente una fecha en el calendario. Usted haga lo que quiera. Yo voy a regalarme un pueblo en la ensenada.

[ABTM id=2415]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “Un pueblo en la ensenada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − 8 =