Read Time:1 Minute, 16 Second

Verde que te quiero verde

Verde viento, verdes ramas“.

Federico García Lorca

Visitar el campo siempre trae sorpresas, el entorno rural es presa fácil para la mirada indiscreta de la reportera que llega de improviso, y descubre detalles dignos de asombro en la más común de las situaciones.

Esta vez, de paso por Esterito, saltan ante la cámara los jardines. Pareciera que no hay casa en la comunidad que se salvará de la “fiebre de la siembra”, lo que constituye un orgullo para sus pobladores. Miriam e Inidia, ambas secretarias de los bloques de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) enclavados en esa localidad banense, cuentan entre risas que cada vecino tiene su siembrita. “De flores, ornamentales, frutales, viandas, especias. De todo, todo el mundo siembra”, nos cuenta Miriam y extiende los brazos trazando un surco imaginario que recorre patios a su alrededor.

Ella misma es poseedora de un Patio de Referencia, programa de la FMC que reconoce a las familias que promueven, a la vez, la estética, el buen gusto y la lucha por la soberanía alimentaria. “Pero cualquiera pudiera ser, aquí todos sembramos”, insiste, y la vista se pierde entre verde y más verde escondido entre las cercas, las guayabas maduras, las rosas y las “coronas de Cristo”.

Hasta las casas más humildes hacen gala de una decoración basada en plantas que por sí solas ya son testimonio de amor y cuidados. Motivo suficiente para inmortalizar la explosión de colores y luz en un mediodía del Oriente de Cuba.

[ABTM id=2415]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 − 4 =