Read Time:3 Minute, 0 Second

En la provincia de Holguín hasta este  jueves  6 de junio, el caracol gigante africano (CGA) solo se había detectado en la comunidad de Certenejas de Güirabo, municipio de Holguín, dónde fuera descubierto, por primera vez en este territorio nororiental el 23 de mayo último, por vecinos del lugar y confirmada la información por  especialistas del Sistema de Sanidad Vegetal.

El CGA se encontró en áreas de la Cooperativa de Crédito y Servicios (CCS) Ñico López, del municipio de Holguín y de inmediato se elaboró una información oficial dirigida a todas las entidades del sector de la Agricultura y a las autoridades del Gobierno relacionadas  con esta actividad.

Nelson Pérez Turruellas, especialista de Sanidad Vegetal, aclaró que durante los últimos días varios lugares se han visitado tras reportes de la población de la presencia de caracoles, pero con resultados negativos, por lo cual ratificó que “el peligroso molusco está confinado, hasta ahora, en esa localidad, ubicada a  unos 15 kilómetros de la ciudad cabecera”.

Informó, además, que hasta el jueves se habían recogido y eliminado en total de mil 724 ejemplares, mientras que continuaba el trabajo diario de búsqueda y colecta de ejemplares, para su eliminación, en  trabajo coordinado entre el Presidente del Consejo Popular, los miembros de la CCS, la población de la localidad y  especialistas de la Estación Territorial de Protección de Plantas de Holguín, supervisados todos por el Departamento Provincial de Sanidad Vegetal”.

El especialista destacó, que de manera paralela han trabajado en la capacitación de personal vinculado a la producción agrícola, cañera, forestal, así como de la población en general, a través de charlas y clases prácticas de los hábitos de la plaga, características, hábitat del depredador y  medidas para su control, entre otros aspectos importantes, con el objetivo de lograr su detección precoz y eliminación inmediata, de acuerdo con las medidas de protección previstas en estos menesteres.

En el caso específico de Certenejas de Güirabo, Pérez Turruellas explicó que  a partir del avistamiento del molusco,  allí se trabaja en la recolección de los ejemplares adultos, su agrupación en bolsas de nailon y en un tanque, para su eliminación a través del siguiente proceso:

Colecta de caracoles con el empleo de guantes o de bolsas de nailon para que no haya contacto con las manos, operación que se hace, fundamentalmente, en horas de la tarde-noche o  temprano en  la mañana.

Se abre un hueco profundo y en la base se deposita una capa de cal que cubre toda su superficie.

A continuación se depositan los adultos de caracoles y  esparce cal en todo  el espacio, donde después se echan  también los guantes o nailon empleados en las acciones de control y destrucción de los CGA.

Procede a verter  otra capa de cal para que los cubra totalmente.

Esparce tierra suficiente hasta cubrir la totalidad del hueco abierto.

Al  tanque vacío, que cumple la función de depósito de los caracoles, se le arroja una dosis de cal para eliminar los efectos negativos que puedan haber dejado los animales.

Una vez realizada esta operación se procede al lavado de las manos inmediatamente, así como de la ropa empleada en esta operación.

De cumplirse estrictamente con estas medidas no existe el peligro de contaminación, por lo cual no puede descuidarse ninguno de esos pasos cada vez que haya  captura y destrucción del CGA, que fue descubierto en Cuba en 2014 por primera vez y hoy ya se ha localizado en más de  10 provincias del país.

(Tomado de Cubadebate)

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 2 =