Read Time:2 Minute, 0 Second

La jornada de este jueves cerró con saldo de un subtítulo y dos metales bronceados para nuestros judocas. La jovencita Vanessa de la Caridad Godínez, quien terminó en plata, dio la sorpresa al derrotar a la gran favorita de su división

A pesar de haber perdido el combate por el oro frente a la dominicana Estefanía Soriano, la artemiseña Godínez causó muy buena impresión sobre el tatami

LIMA.— Fue un miércoles de muchos duelos finales entre Cuba y Argentina, lo mismo en el remo, que en esgrima, con victorias para ambos bandos, pero en judo el combate que muchos deseaban ocurriera por el título, se dio antes de tiempo y no ganó la favorita, pues otra vez una cubana se interpuso en el camino de Paula Pareto en la división de menos de 48 kilogramos.

La artemiseña Vanessa de la Caridad Godínez no creyó en el linaje de la Pareto, campeona olímpica de Río de Janeiro y reina de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, quien había quedado en plata hace cuatro años detrás de Dayaris Mestre, y la dejó, una vez más, fuera de la cúspide en estas citas regionales.

Después, Vanessa fue sorprendida en el duelo final por la dominicana Estefanía Soriano, quien viene ascendiendo en este deporte después de haberse colgado la presea dorada en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla. Un wazari marcado en el último minuto decidió la suerte del combate. 

«La dominicana me enredó con el agarre cruzado y no pude cumplir el plan táctico que traía. No obstante, son mis primeros Juegos Panamericanos, apenas llevó un año entrenando, tras mi período de maternidad y poder salir con plata y derrotar a Pareto me da fuerzas para el Mundial y buscar la clasificación olímpica», explicó la cubana en la zona mixta.

Ella espera que su medalla plateada sirva de inspiración para los demás judocas cubanos, quienes llegaron a Lima con el compromiso de aportar varios metales a la delegación.

Ayer, además de Vanessa, subieron al podio Nahomys Acosta (52 kg) y Roberto Almenares (60), quienes conquistaron sendas preseas de bronce, ganadas en ambos casos ante atletas dominicanos.

La jovencita Acosta, de solo 18 años, se impuso por wazari en regla de oro a Diana de Jesús y Roberto liquidó por ippon a Elmert Ramírez.

Este viernes les toca competir a Anailys Dorvigny (57), Oniel Solís (66) y Magdiel Estrada (73).

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 − nueve =