Read Time:3 Minute, 9 Second

Aunque los que quieren poseer a Cuba se empeñen, porque les conviene, en pintar a los hombres y mujeres de esta Isla como una masa acrítica, dócil, sin criterio o de autómatas, los cubanos somos, por idiosincrasia, promotores y defensores del debate. La propia Revolución ha dotado, como ninguna gestión anterior, a este pueblo de vastos conocimientos. Vivimos cultivando saberes, y esa cultura habita también en el estadio, y ahora, por la COVID-19, en casa, frente al televisor.

A la pelota le es consustancial la polémica, y la 60 Serie Nacional, con la particularidad de una información más fluida con los aficionados, mediante la prensa, y con mayor participación popular, como la votación de cada lunes por el jugador de la semana, no es la excepción.

Omar Quevedo, fiel guardián de su Pinar del Río, nos abordó con preocupación por la cantidad de peloteros que han salido, en plena campaña, a cumplir contratos en ligas profesionales, muchos de ellos claves en sus equipos. Gustavo Dueñas, con su corazón beisbolero dividido entre Cocodrilos y Leones, aunque palpita más por los del pantano, nos expresó la misma inquietud: ¿Crees que Noelvis Entenza y Yoanni Yera regresen para los play off?

Ellos y otros preguntan: ¿es positivo o negativo que los mejores peloteros salgan de sus novenas para otras latitudes competitivas?

Creo que lo que está sucediendo aporta al desarrollo. Si lo miramos del lado de quienes hoy se desempeñan en las ligas mexicana (del Pacífico), venezolana o nicaragüense, no hay duda de que pasan por la experiencia de otro béisbol, con calidad y exigencia, en el cual se miden a rivales de esas naciones y de otras, en certámenes de calendarios más cortos, lo cual los hace más intensos. Es decir, competitiva y tácticamente han de crecer.

De la parte de los que permanecen aquí, el rédito está en la cantidad de jóvenes convertidos en protagonistas en sus elencos, o la disposición y rendimientos de otros que, con la presencia de los contratados en el exterior, hubieran tenido pocas oportunidades en el terreno, y no se conocerían sus potencialidades.

Si sumamos las dos aristas, el grupo, o materia prima, para seleccionar un equipo Cuba aumenta, pero no solo numéricamente, sino también en el orden cualitativo, pues más atletas se sometieron al ejercicio de cerradas competencias (incluyendo los que jugaron en Japón), el cual brinda las reales posibilidades de evaluar las virtudes de cada sujeto. Por ejemplo, hoy 11 de los primeros bateadores no integraron la última selección nacional.

Algunos de los equipos con los mejores resultados en la actual lid se han mantenido en sitios de vanguardia, aun con esas ausencias. Sin embargo, hay desvelos de cara a la postemporada, donde cada juego cuenta. Pero el formato de la 60 Serie Nacional lo tuvo en cuenta, pues debemos recordar que la primera fase de esa etapa no incluye refuerzos, los conjuntos que lleguen a ella aspirarán al paso a semifinales con los mismos peloteros que cubrieron el esfuerzo durante los 75 partidos clasificatorios.

También observábamos la pasada semana que en cada posición hay, por lo menos, cuatro con avales para enfundarse en las franelas de un equipo Cuba que, como nunca antes, tiene retos gigantes en el ya cercano 2021: conquistar el boleto olímpico en una eliminatoria que cuenta hoy con escuadras de vasto nivel, y solo sirve ganar para estar en Tokio. Ese gran espectro es el primer e importante saldo de ambas miradas.

Y como si fuera poco, cuando solo faltan ocho duelos para la mayoría de los planteles, este clásico de nuestro deporte nacional no ha dejado de convocar, pues diez de ellos todavía poseen posibilidades de anclar en los play off. Así que nos quedamos con todos, con los que juegan allá y aquí.

(Tomado de Granma)

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete + seis =