Read Time:1 Minute, 51 Second

La materialización del cumplimiento de los derechos humanos se transmutó en el mundo luego del azote de la pandemia de la COVID-19, según expuso el doctor en Ciencias Yuri Pérez Martínez, profesor titular de la Universidad de La Habana, al dejar abierto el III Seminario Internacional Diálogos en torno a los derechos humanos.

Su punto de vista parte de las profundas contradicciones de la contemporaneidad con modelos políticos e ideológicos que exhiben descarnadamente las esencias imperialistas. Todo ello conduce a una crisis profunda que obliga a reformular los conceptos.

«La búsqueda de la justicia social, la igualdad y la dignidad plena del ser humano como valores esenciales, fundamenta la necesidad de una ordenación jurídica diferente de las sociedades, aunque siempre estará matizada por la base económica, el prisma de los intereses políticos e ideológicos, además de los elementos dimanantes de la hegemonía y el consenso social»,  afirmó el experto.

Aseveró que la COVID-19 dislocó las profundas desigualdades sociales existentes en el mundo, enfatizando en los sectores vulnerables y víctimas de las políticas neoliberales, que proyectan supuestas garantías a los derechos humanos.

Describió la etapa pospandémica como un caos sin cobertura universal sanitaria, sin empleo, seguridad ni asistencia social; con un incremento de la desigualdad y la pobreza.

Significó que las políticas neoliberales muestran incapacidad para hacer frente a una nueva realidad social, a ello contribuye la utilización del lenguaje para captar las asimetrías sociales como un proceso cotidiano y la guerra mediática que fabrican matrices de opinión pública como recetas o verdades absolutas para estandarizar conceptos, doctrinas y concepciones. Por ello, defiende la necesidad de concebir ciudadanos politizados.

«La pandemia también evidenció la fragilidad de los llamados derechos sociales y sus sistemas de garantías. Como nunca antes se demostró que derechos humanos como el de tener acceso a la salud pública y a la asistencia social, son responsabilidades de los Estados, quienes deben garantizar su gratuidad y la calidad de los servicios de atención, protección y recuperación. «Un virus fue suficiente para exponer la incapacidad de muchos gobiernos para sostener políticas de prevención y enfrentamiento a la pandemia, por no contar con sistemas de Salud sólidos y de amplia cobertura», sentenció el experto.

(Tomado de Granma)

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 + cuatro =