Read Time:3 Minute, 57 Second

Desde hace algunas horas Medardo Gómez se ha convertido en el poblador más famoso de la comunidad La Guayaba, un pequeño grupo de casas a menos de diez kilómetros de la ciudad de Santa Clara. Su repentina popularidad se debe a un enorme bloque de hielo que se formó en su patio luego de la tormenta local severa que este domingo afectó a buena parte de la urbe.

Conformado a partir de miles de granizos, el bloque helado es el saldo menos negativo de un evento climático que destruyó cultivos, dejó inoperable el aeropuerto internacional Abel Santamaría, llevó techos al suelo y empapó bienes personales de varias decenas de personas.

“En el surco tenía sembrados de lechuga y calabaza, pero ahora no queda nada y debo empezar todo de nuevo. Fue casi una hora de vientos fuertes y granizos, que se fueron acumulando en el techo de la casa de cultivo y se fundieron en un bloque de hielo. Incluso mi hijo no podía levantarlo y todavía al mediodía de este lunes no se había derretido”, comenta el campesino.

Como Medardo, muchos otros pobladores del lugar tienen historias de la granizada, pero no todas son tan inocentes como la suya. La de Osmara Vega, una santaclareña de 54 años, tiene mucho de drama familiar.

“Sentimos que las planchas del techo comenzaron a caerse y mis dos hijas y yo nos fuimos para el baño, la única pieza de la casa con techo de placa. Ahí pasamos el temporal, pero sentíamos cómo los pedazos de hielo caían en el techo. Fue algo bastante difícil, porque nos agarró de pronto y estábamos solas en la casa”, asegura.

Osmara Vega, una santaclareña de 54 años. Foto: Yunier Javier Sifonte Díaz.

Cuando Osmara y sus hijas salieron al patio encontraron el mismo panorama que vieron decenas de habitantes de La Guayaba. El suelo cubierto de pequeñas bolas de hielo no es una vista común para los habitantes del trópico, pero ese fue el escenario de la tarde de este domingo en el pequeño caserío. Quizás por ello Juana, sus hijas, o Alberto, se empeñan en decir ahora que es como si hubieran conocido la nieve.

Para Juan Manuel Estrada la experiencia tuvo poco de imagen de ensueño. Sentado sobre un mueble todavía húmedo por tanta agua, agranda los ojos para observar su casa sin techo y paredes, sus ropas mojadas y los pocos equipos electrodomésticos que tiene puestos al Sol con la esperanza de hacerlos funcionar nuevamente. Con 73 años y cuatro hijos que no lo atienden, es lo primero que puede hacer para recuperarse del golpe.

“Sentí el viento y me refugié en un rincón, pero el techo comenzó a volar poco a poco hasta que terminé en una parte de la casa soportando los granizos y la lluvia. Hubo en momento que casi no caía agua y todo eran pedazos de hielo. Es algo difícil de imaginar. Cuando aplacó un poco me fui para casa de un vecino y allí estoy desde entonces”, dice.

Afectado también cuando el huracán Irma azotó el territorio en septiembre de 2017, Juan Manuel fue de los primeros ahora en recibir a los trabajadores sociales encargados del levantamiento de los daños y las primeras gestiones para enfrentar la recuperación.

Preliminarmente son más de 70 viviendas con derrumbes parciales de techo, una cifra que debe comenzar a disminuir a partir de este lunes, luego de que la dirección del Gobierno y el Partido en Villa Clara decidiera que todas las reparaciones correrán a cargo de empresas estatales. Los materiales ya están dispuestos en varios almacenes de la ciudad.

La tarde noche de este domingo será difícil de olvidar para los habitantes de La Guayaba, la comunidad más dañada por la tormenta local severa que afectó a Santa Clara.

Junto a los daños que obligan a los directivos del aeropuerto internacional Abel Santamaría a no tener todavía una fecha de reapertura de operaciones, y unido a afectaciones más aisladas en otros puntos de la ciudad, las vivencias de cada cual son la mejor manera de contar una historia de viento y granizos que en solo minutos cambió la rutina de lo que parecía un día más.

Bloques de hielo tras la granizada en Santa Clara. Foto: Yunier Javier Sifontes.
Juan Manuel Estrada perdió toda su vivienda. Foto: Yunier Javier Sifontes.
Afectaciones en la vivienda tras la tormenta local severea en Santa Clara. Foto: Yunier Javier Sifontes.
Afectaciones en la vivienda tras la tormenta local severea en Santa Clara. Foto: Yunier Javier Sifontes.
Los trabajadores sociales y demás autoridades visitan las comunides afectadas. Foto: Yunier Javier Sifontes.
Afectaciones en la vivienda tras la tormenta local severea en Santa Clara. Foto: Yunier Javier Sifontes.

Tomado de Cubadebate. Por: Yunier Javier Sifonte Díaz

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + dieciocho =