Read Time:2 Minute, 15 Second

Delcio Menéndez Cordovés tiene muchas historias para contar. Toda una vida laborando como tornero es suficiente para conocer como la palma de su mano las interioridades de un oficio complejo, pero que le aporta sabiduría y beneplácito.

“Yo comencé a trabajar en el año 1978 como tornero antes de radicar aquí la empresa de Tranzmec después de graduarme en Santiago de Cuba. Durante todo este tiempo siempre he trabajado como tornero, pero he ocupado muchos cargos, como Secretario del Núcleo del PCC, Secretario de la Sección Sindical y actualmente soy el presidente del Órgano de justicia laboral.”

“No considero que mi trabajo sea difícil porque realmente hago lo que me gusta, y cuando es así a uno le place hacerlo, es como un hobby para mí, siempre he tratado de resolver todos los problemas de la maquinaria, antes de radicar aquí Tranzmec y ahora a los camiones que garantizan la zafra azucarera”. 

La palabra firme y segura de este fundador de la Empresa de Transportación y servicios de la Mecanización, y reconocido como mejor trabajador del año en ese UEB, en el marco de las festividades por el décimo aniversario de creada esta entidad, muestran la disposición de seguir dando lo mejor de sí junto al torno que es testigo de sus hazañas.

Empresa Transzmec, de Banes. Fotos de la autora.

“Soy anirista también, y con mis trabajos he obtenido premios a nivel nacional, lo que contribuye al resultado de trabajo que hoy tengo. Siempre trato de ayudar a los jóvenes que están iniciando en este trabajo, aquí en el taller muchos realizan sus prácticas y les ofrezco mi modesto conocimiento, y hoy los que son trabajadores ya tienen resultados relevantes”.

Delcio se prepara para el inicio de la zafra azucarera y, como en años anteriores, se dispone a trabajar todo lo necesario para, junto a su torno, garantizar la vitalidad del transporte destinado a la contienda.

“Yo me divierto con lo que hago porque me siento realizado con cada innovación que realizo, por eso disfruto cada jornada y, aunque exige de mí sacrificio, pues son largas horas de pie frente a una máquina de herramientas, lo considero un trabajo de entrega total. Tengo 60 años ya, y aunque estoy cerca de la edad de jubilación, me queda mucho para dar, y me siento motivado y con fuerzas para seguir junto a mi torno aportando el conocimiento que desde hace 42 años me hace feliz”. 

Un banense de estos tiempos se entrega por entero al trabajo que le reconforta y le hace feliz. En Tranzmec encuentra su segunda casa, el lugar que lo vio superarse como trabajador y donde hoy se le reconocen sus resultados.       

[ABTM id=2480]

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 15 =